VIDEO. Los rostros detrás del sueño de los hermanos que lustran zapatos

¿Conoces el impacto que tus publicaciones pueden tener en las redes sociales? Eso era algo que Olga Santisteban no se imaginaba hasta que conoció a dos personas que se dedican a lustrar zapatos

VIDEO. Los rostros detrás del sueño de los hermanos que lustran zapatos
Por: Publinews

Hace dos semanas se dio a conocer en diversos medios de comunicación la impactante publicación de una joven estudiante que junto con su madre conocieron a dos hermanos que se dedican a lustrar zapatos.

En cuestión de horas, los guatemaltecos fueron conmovidos tras conocer la historia de Mario y Carlos Cúmez que, con lo que ganan con su diaria labor, pagan sus estudios superiores en la Universidad Panamericana.

Gracias a la publicación de la experiencia que Olga Santisteban y su madre, Silvia, vivieron, los jóvenes fueron beneficiados con una beca completa en esa casa de estudios.

Pero ¿quiénes son las personas detrás del sueño de los hermanos Cúmez que ayudaron para que sus vidas cambiaran? Entre ellos mismos no se conocían.

Publinews acordó una reunión e hicimos que los involucrados en este sueño se vieran cara a cara y aquí te los presentamos.

Al escuchar la historia de Carlos y Mario y el esfuerzo que realizaban para pagar sus estudios superiores, ¿qué pensaron? Olga: Cuando los escuché me conmoví totalmente. Creo que aquí la que aprendió más fui yo, porque al escucharlos a ellos me conmoví totalmente, pues es una gran historia de superación, de lucha, de aprovechar las oportunidades. No cualquiera atrapa así las oportunidades y no cualquiera se lanza a poder pagar sus estudios, trabajar para ello y ser perseverante, además, no es nada fácil seguir una licenciatura.

Silvia: Para mí, y lo dije anteriormente, fueron dos ángeles que Dios me puso en el camino para darme la lección de que cuando se quiere se puede salir adelante con perseverancia, humildad y constancia.

¿Qué te motivó a hacer la publicación en tu muro? Olga: Me motivó que hay muchos jóvenes que quizá no eligen, tienen las oportunidades enfrente y no las toman. Es cierto, somos jóvenes y queremos experimentar por nuestra propia cuenta, pero también hay que saber aprovechar ese tipo de oportunidades porque estos años son la base de nuestra vida. Y también hice la publicación para darles el ejemplo a mis amigos, a mi familia de que, como decía mi mamá, cuando se quiere, se puede, porque uno tiene las ganas y tiene la voluntad de seguir adelante.

¿Cómo se enteraron de la historia de Carlos y Mario? ¿Qué los motivó a cederles becas completas? Licenciado Adolfo Noguera, secretario general de la Universidad Panamericana: Me enteré de dos formas, la primera, un amigo me mandó la publicación en redes sociales, pero yo sinceramente lo pasé. De ahí tuve una actividad en la iglesia, regresé a mi casa como a las 11 de la noche con mi esposa y ya cuando disponía a acostarme ella me dijo: “Necesito que mires algo que te voy a compartir, pero quiero que lo mires porque va a ser de bendición”. Entonces leí la historia y realmente es una historia que impacta y al siguiente día me desperté con la inquietud, llamé a la dirección de registro (de la UPANA) para que me verificaran si Mario y Carlos realmente fueran estudiantes nuestros y, efectivamente, Registro y Control Académico de la universidad verificó que eran estudiantes nuestros. Carlos se acababa de inscribir y Mario ya tenía un año de estar inscrito y aparte de eso pudimos observar que Mario es un muy buen estudiante.

Hablamos con el doctor Orozco, el decano de la Facultad de Ciencias Médicas y de la Salud de la UPANA, hablamos con el consejo y con el rector, y tomamos una decisión, el consejo y el rector Herrera decidieron aprobar un par de becas extraordinarias dentro de la universidad y le pedimos favor al señor decano que los fuera a buscar (a Mario y a Carlos) al área donde la familia Santisteban los había encontrado.

Licenciado Roberto Orozco, decano de la Facultad de Ciencias Médicas y de la Salud: Era de tomar el vehículo inmediatamente, ir a buscarlos, llamarlos y comentarles que habíamos leído en las redes sociales sobre su situación y, de hecho, ya de llevarles la buena noticia de que los estábamos apoyando y premiando ese esfuerzo que evidencian, esa humildad que ellos están manifestando y ese ejemplo que están dándole a la población guatemalteca, dándoles una beca para que pudieran completar el sueño que ellos han manifestado como una meta.

Ahora, el compromiso no es con Olga o Silvia… ni con la universidad. Creo que es un compromiso con toda la gente que compartió su historia. Hay un gran compromiso y creo que Carlos y Mario tienen los ‘quilates’ para hacerlo.

Adolfo Noguera, secretario general de la Universidad Panamericana

¿Cómo se enteraron de lo que la UPANA hizo por los hermanos Cúmez?
Olga:
El viernes en la mañana pensé que era mi alarma la que me estaba levantando, iba a apagarla y resultaron siendo notificaciones y mensajes y me pregunté qué estaba pasando, y empecé a ver que la gente me estaba etiquetando en noticias, en un montón de fotos y en todas las cosas que la gente estaba compartiendo por medio de esa red social y ahí empecé a leer las noticias que estaba saliendo.

Estaba en clases en la universidad y no podía concentrarme ese día porque eran muchas las notificaciones y varios de mis amigos me decían que viera las noticias conforme iban saliendo. De pronto, uno de ellos me dijo: “Tenés que ver esto”, y ahí fue cuando me enteré de que les habían otorgado la beca a Mario y a Carlos.

¿En algún momento imaginaste que tu publicación trascendería de la forma en que lo hizo?
Olga:
La verdad es que no, nunca me lo imaginé, y me siento muy agradecida con mis amigos porque fueron ellos los que empezaron a compartir mi publicación. Si nadie lo hubiera hecho, si nadie se hubiera tomado el tiempo de leerla… esto no hubiera llegado tan lejos.

¿Cómo se sienten?
Mario:
La verdad estoy impresionado porque no me imaginé tocar el corazón de las personas y cuando me enteré solo recuerdo que el viernes por la madrugada me desperté pensando: ¿Qué va a pasar hoy? Y de ahí cambió mi día. Gracias a Silvia y a Olga que nos cambiaron la vida.

Carlos: Sí, gracias a Dios y gracias a Olga y a Silvia que fueron de gran ayuda para nosotros y también a los encargados de la universidad. Muchas gracias.

¿Cuáles son los compromisos que Carlos y Mario deben cumplir?
Orozco:
Durante este tiempo (Carlos y Mario) deben comprometerse a mantener un buen nivel en sus estudios o por lo menos a no perder ningún curso y tampoco a dejar espacios dentro de los estudios.

¿Los van a cumplir hasta el final de su carrera?
Carlos:
Sí, lo cumpliré. Gracias por todo lo que han hecho por mi hermano y por mí.

Mario: Lo estoy cumpliendo desde el año pasado, pues estuve con la pena del pago de la mensualidad y gracias a un médico que me apoyó con eso, solo me encargué de mis gastos y lo logré.

Desde que sucedió la publicación, me pregunté si algún día las volvería a ver (Olga y Silvia) y si algún día los iba a conocer (directivos de la UPANA) y hoy, que los tengo enfrente, pues debo decirles que muchas gracias por todo lo que hicieron por nosotros.

Loading...
Revisa el siguiente artículo