Ministro de Desarrollo Social: "Los programas sociales no deben de ser para siempre"

El titular de esta cartera afirma que “los programas sociales no son malos, pero deben llegar a la gente que los necesita”. Afirma que se despolitizarán.

Ministro de Desarrollo Social: "Los programas sociales no deben de ser para siempre"
Por: Publinews

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “//connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.3”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Ministro realiza recorrido por instalaciones del Mides, con la finalidad de conocer los viceministerios y tener un…

Posted by Mides Guatemala on Miércoles, 3 de febrero de 2016

José Moreno aceptó el reto de dirigir una de las carteras que, como él la califica, “es nueva pero, posiblemente, la más desprestigiada porque se politizaron los programas sociales”. 

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) fue creado el 7 de febrero de 2012. “Es el ente rector, encargado de formular, dictar y establecer las políticas públicas orientadas a mejorar el nivel de bienestar de personas y grupos que son vulnerables socialmente”, se define esta dependencia en su sitio de internet.

El nuevo funcionario nos atendió en su despacho y nos comparte sus impresiones de sus primeros días en el cargo.

¿Qué rumbo se le dará al Mides durante el gobierno del presidente Jimmy Morales?

Nos hemos fijado cuatro objetivos. Uno, despolitizar la institución, ya que, como es del conocimiento de todos, se ha politizado el tema de los programas sociales. Dos, se erradicará el clientelismo. Es más que obvio que este ministerio se ha prestado a este tema. Tres, refocalizar los programas sociales. Cuatro, apoyar el objetivo de gobierno de lograr al final de los cuatro años disminuir 10% la desnutrición crónica en Guatemala. Tengo la confianza en que lograremos nuestras metas, ya que no venimos a enriquecernos, sino a servir al país.

¿Cuántos programas sociales tienen a su cargo?

Cinco. Está la bolsa de alimentos, las transferencias condicionadas, Jóvenes Protagonistas, los comedores y Mi Beca Segura. Además, estamos viendo la posibilidad de crear algunos más. Por ejemplo, incidir en el tema de salud.

¿Habrá cambios en los programas sociales? ¿Se ha pensado en eliminar alguno?

Nunca hemos pensado eliminarlos, simplemente buscamos readecuarlos y que lleguen a la gente que en realidad los necesite, sobre todo a la población que vive en pobreza y pobreza extrema. Por ejemplo, la bolsa de alimentos se priorizará en cuatro rubros: la población en pobreza y pobreza extrema, a las personas de capacidades especiales, a las madres solteras de 18 a 23 años (tendrán una corresponsabilidad y se les estará gestionando apoyo en el tema de emprendimiento) y para las familias de víctimas de la violencia, incluidas las viudas de pilotos del transporte. Con esto, nos queremos asegurar que la bolsa llegue hasta 10 y 12 veces al año. Este ministerio se creó con el propósito de ser el rector de la política social del país, cuestión que, hasta el momento, no se ha dado al cien por cien. No creo que los programas sociales sean malos, pero se deben priorizar en los departamentos con mayor necesidad. Eso sí, no tienen que ser para toda la vida, las personas deben valerse por sí mismas. 

La ficha

 José Guillermo Moreno Cordón

Nacimiento. En la Ciudad de Guatemala el 9 de enero de 1954.

Carrera. Fue gerente general de la Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones (Guatel) entre 2006 y 2008. Ingresó en el Club Rotario Guatemala del Este en 1987 como socio fundador. 

Cargos. Fue presidente de la Liga Nacional contra el Cáncer y es socio de la Cámara de Industria de Guatemala y de la Cámara de Comercio.

¿Cómo evitar la politización de los programas?

Para comenzar, es más que obvio que estaban politizados y que fueron utilizados para lograr votos. Nosotros, como no somos políticos, tenemos como prioridad cambiar esta percepción. 

Por ahora, estamos haciendo un gran barrido en donde identificaremos a las personas que realmente necesiten la bolsa de alimentos. Además, está comprobado que una o dos entregas al año no funcionan. La idea es ayudar a quienes lo necesiten, a la población que vive mucho más lejos y que no tiene acceso a ningún beneficio. 

¿Cómo se identificará a las personas que necesiten la ayuda?

Se realizará un barrido para buscar a quienes vivan en pobreza y pobreza extrema. Por ejemplo, se realizará un cruce de información entre los bancos y la Superintendencia de Administración Tributaria para realmente entregarles la ayuda a quienes lo utilicen. Esto podría generarnos algunas sorpresas y, posiblemente, tendremos que retirar del padrón a varias personas. En el programa de transferencias condicionadas, se otorgan Q300 por familia.

¿En qué lugares se priorizará la ayuda social?

Alta Verapaz, Sololá, Quiché, Huehuetenango y San Marcos.

¿Nos puede explicar cómo avanza la propuesta de utilizar tarjetas de débito en lugar de la bolsa de alimentos? 

No es un proyecto nuevo en Latinoamérica. Consta de una tarjeta de débito para transparentar el gasto. Tiene muchas ventajas, por ejemplo solo el costo operativo (empaque y transporte) del programa es alto. Aún es un anteproyecto. Por el momento, estamos en pláticas con la operadora internacional VisaNet. La idea es empoderar a los comercios (que estén certificados) y claro, esta ayuda no se podrá utilizar para bebidas alcohólicas y cigarrillos. Como plan piloto queremos aplicar este modelo de pago en este ministerio. 

¿Se le dará seguimiento a la denuncia de su predecesora, Norma Quixtán, por la supuesta politización de los programas?

Estamos en eso. Este proceso lo inició la licenciada Quixtán, y ahora me tocará ratificarla. No podemos callar lo que acá ha pasado. 

¿Cómo avanza el proceso de liquidación del Fondo Nacional para la Paz?

El 29 de diciembre de 2015 se publicó en el diario oficial que se nos otorgaban 30 días para trasladar todos los bienes del Fonapaz al Mides. Eso quiere decir que entraron más de 11 mil 600 expedientes, en donde no se sabe cuánto se les debe a las empresas y cuál es el estado de los proyectos. Se calcula que es aproximadamente entre Q7 mil millones y Q9 mil millones lo que debe pagar el Gobierno, pero no tenemos los recursos. Es una brasa caliente y tendremos que ver cómo le damos la forma legal. A lo mejor funciona con el ministerio, pero aún estamos en ese proceso.

Loading...
Revisa el siguiente artículo