Según la CICIG, magistrado negociaba reducir los fallos

La fiscal general, Thelma Aldana, y el jefe de la CICIG, Iván Velásquez, detallaron la captura de dos integrantes de una supuesta red de corrupción en el OJ.

Por: Publinews

Foto: Oliver de Ros Foto: Oliver de Ros

Durante una conferencia de prensa, Aldana y Velásquez revelaron la desarticulación de una supuesta estructura que cobraba por reducir los fallos y que era coordinada por el magistrado de la Sala Tercera de Apelaciones del Ramo Civil, Erick de León.

Por este caso se detuvo a Samuel Alvarado López y a Eliot Imeri Díaz, quienes, de acuerdo con las primeras pesquisas, fungían como los intermediarios de De León.

Aldana informó que el 26 de septiembre se inició una investigación por la posible existencia de una red dentro del Organismo Judicial (OJ), luego de que una empresa denunciara que personas de esa judicatura les pidieron Q10 millones a cambio de la reducción de una multa de Q93 millones a menos de Q3 millones.

“Se conoció a través de seguimientos que Alvarado e Imeri se reunieron con esa empresa para ofrecerle sus servicios ilegales a cambio del beneficio económico, como también del contacto personal que el magistrado Erik Santiago De León tuvo con estas dos personas”, expresó la jefa del MP, que afirmó que las investigaciones iban a seguir, pero se enteraron de que Imeri saldría del país, por lo que ejecutaron las capturas. El MP y la CICIG solicitaron un antejuicio en contra del magistrado, que fue reelecto.

-Investigación-

De acuerdo con Velásquez, la investigación inició debido a que un ciudadano denunció que Imeri le ofreció negociar un fallo, luego de que la empresa que representa había sido sido sentenciada a pagar Q93 millones.

Por Amilcar Avila / Emisoras Unidas

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo