“Hay que aceptar el talento como viene, en tamaño, color y género”

Todo ser humano nace con aptitudes, habilidades e intereses. Conforme pasa el tiempo este las va desarrollando con diferentes actividades y se va percatando de que tiene algo especial y característico a lo que denominamos talento.

Por: Publinews

Foto: Oliver de Ros Foto: Oliver de Ros

Por: Equipo Publinews

Muchos piensan que se desarrolla, otros afirman que es nato. Para saber cómo se descubre a una persona con la creatividad necesaria para que pueda exponer sus habilidades según el área en la que se quiera desempeñar, platicamos con Ana Rosa Orozco, coordinadora de educación artística de la Fundación Paiz; con Juan Pablo Asturias, actor y director de la compañía Escenarte; y con Ana Lucía Ochoa, ejecutiva staffing de ManPower, quienes nos explicaron cómo descubrir, identificar y apoyar el ingenio personal.

Muchos piensan que el talento es algo que se trae en la sangre, pero otro porcentaje afirma que esto se desarrolla, ¿ustedes qué opinan?

Ana Rosa Orozco: Es una combinación de ambos. En nuestro país, muchos coinciden en que existe la predisposición a las artes y mucha imaginación para llevarlas a cabo. Se combina en el sentido que si se trae desde que se nace hay que incentivarlo para que se pueda desarrollar.

Ana Lucía Ochoa: Si desarrollamos estas actitudes desde pequeños, que es la forma más fácil de hacerlo, vamos viendo cómo estas personas saben encaminarse hacia el área en que quieren desenvolverse.

Juan Pablo Asturias: Algo fundamental es que para fomentar ese talento se necesita de la disciplina. No simplemente es de pensar en que uno lo puede hacer. Es saber que uno es capaz de llevarlo a cabo y perfeccionando para mejorarlo. Se tienen que ir puliendo y corrigiendo ciertos aspectos en el área en la que quieren desarrollarse para no quedarse en lo empírico.

¿Para los guatemaltecos es fácil desarrollar su talento?

ALO: Un punto importante es el ambiente donde se desarrolla. Porque la persona puede tener la actitud, pero si no tiene las facilidades, como un lugar para desarrollarlo, estudiarlo y aplicarlo, el individuo se va viendo mermado.

ARO: Se ve que muchos talentos se quedan truncados porque carecemos de infraestructura y cómo canalizar los talentos. Guatemala no está preparada para sacar adelante la creatividad.

¿El ingenio es algo que se debe explotar individualmente?

JPA: Para que uno pueda explotarlo al máximo influyen varios factores, principalmente el apoyo familiar, que sirve para fomentarlo dentro y fuera del hogar.

¿Pero si la familia no comparte o no ve el potencial?

AOL: Considero que los establecimientos educativos deben de fomentar esto. Si se ve que hay un alumno que le gusta cantar, que le gusta dibujar, pero no lo ha dicho porque no está acostumbrado a exponer su talento, pero se le nota, las instituciones deben velar para explotar este talento e incentivar al pequeño a que siga adelante con esa creatividad que le caracteriza. Pero no solo se queda en el arte, en el trabajo también está el “Yo emprendedor”, que también motiva a ese talento de innovación, creación y disposición de los trabajadores para que sobresalgan en una empresa y sean aprovechados al máximo.

¿Qué talentos se necesitan en Guatemala?

ARO: Más que talento son valores. En Guatemala existe y hay mucho talento, pero lo que nos impide seguir adelante es la solidaridad y el egoísmo. Porque para que alguien pueda sobresalir tiene que impedir que otro lo haga. Falta generosidad entre nosotros.

¿Cómo se fortalece o se incentiva la creatividad de los jóvenes?

ALO: La clave está en la seguridad personal y en el apoyo de las personas. Poner ejemplos de cómo otras personas han llegado a sobresalir en la misma área y ponerlos como ejemplos a seguir. Saber que no es fácil al principio pero que todo se puede. Hay que aprovechar las actividades que se tienen en los establecimientos educativos u en otras entidades para explotar el talento personal.

¿Qué se necesita para que se pueda explotar la creatividad de las personas?

ARO: Se necesitan más fundaciones que apoyen. Porque por ejemplo, de las cien necesidades artísticas que hay, nosotros como fundación solo llegamos a cubrir una parte, pero se queda un vacío que hay que cubrir.

JPA: Tenemos que cambiar la forma de pensar de que del arte no se vive, hay que quitarse esa idea de la cabeza. Y no solo de las personas que critican, sino que además los artistas creamos del trabajo que estamos haciendo. Porque del arte se cree, se compra y se vive.

¿Consideran que hay algún ingenio que se destaca en los guatemaltecos?

ALO: Creo que, dejando por un lado todo lo artístico, definiría que lo que tienen todos los guatemaltecos es resiliencia, que a pesar de las adversidades siempre ven cómo salir adelante. Los guatemaltecos tienen la característica de siempre encontrar la manera de salir adelante, en los trabajos aunque nos manden a repetir diseños u hojas de presentación de un proyecto no nos desmotiva. En el ámbito artístico ante la crítica es similar. Siempre encontramos lo positivo de lo negativo para salir adelante.

¿Cómo se debe impulsar el talento de las personas?

JPL: Con honestidad y disciplina. Incentivando en que sí se pueden hacer las cosas, pero que en algunos momentos no son inmediatas y hacer entender que para llevarlas a cabo siempre hay un proceso. El que guía siempre tiene que saber motivar para no generar frustración.

¿Cuál creen que es el talento que más se busca ahora en una empresa?

ALO: La disposición, la iniciativa y de “aprender a aprender”. Aunque no se tenga la experiencia, se debe tener el deseo de capacitarse y de superarse.

¿Creen que se da el apoyo a todas las clases sociales para desarrollar sus talentos?

ARO: Tristemente no, todavía hay mucha discriminación sectorial en Guatemala.

ALO: Somos una sociedad “del qué dirán” y por eso dejamos por un lado a una sociedad muy talentosa y honesta. Hay que aceptar el talento como viene, en tamaño, color y género.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo