SIP: Preocupa recrudecimiento de la violencia contra la prensa

Misión concluyó verificación de la libertad de prensa en el país a raíz del conflicto entre el director de un rotativo y el poder Ejecutivo, así como actos de violencia contra comunicadores y la concesión por un cuarto de siglo del espectro televisivo a un canal.

Por: Publinews

Foto: Juan José López Torres Foto: Juan José López Torres

Preocupación por el recrudecimiento de la violencia contra el ejercicio periodístico en Guatemala es una de las sensaciones con las que quedó la delegación de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) luego permanecer dos días en el país.

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, manifestó que la preocupación es mayor “particularmente (por la situación) en el interior de país y por los riesgos de criminalización de los temas de imprenta por desviaciones judiciales”.

El uruguayo dijo que el grupo constató “un clima de impunidad y de desprotección institucional que incentiva mayor violencia y autocensura entre los medios” de todosel país.

Por ello, y en reuniones con el presidente y vicepresidenta de Guatemala, así como con la fiscal general, entre otros actores sociales, políticos y académicos, les reclamaron “mayor celeridad para crear un programa de protección a periodistas con los recursos económicos necesarios”.

Paolillo trajo a cuenta el “papel decisivo” que debe jugar la Fiscalía de Delitos, creada en 2001 a petición de la sociedad por la desaparición de una periodista en los 80, para darle seguimiento a los asesinatos de cuatro periodistas el año anterior y un tiroteo contra otro profesional de radio.

Además, lamentó que tanto el binomio presidencial, Otto Pérez y Roxana Baldetti, consideren darle continuidad a la querella contra el director del diario “El Periódico”, José Rubén Zamora, quien los acusa de actos de corrupción en el Gobierno. Pese a esto, calificó como positivo que los mandatarios retiraran la primera denuncia.

Lo anterior, dijo, podría verse como “un mal mensaje y puede tener efectos indeseables” para el ejercicio del periodismo. El suramericano les recordó a ambos que la Constitución de la República habilita tanto a los medios de comunicación como a todos los ciudadanos para escrutar su labor.

Por otro lado, el capítulo de la destinación de fondos públicos para financiar un monitoreo de medios de comunicación mediante un grupo secreto que se instaló en en los últimos pisos del Instituto de Turismo de Guatemala (Inguat) no pasó inadvertido.

“(A las autoridades) les pedimos respeto por los principios de la libertad de prensa. La libertad de expresión no es concesión de las autoridades y es un derecho inalienable del pueblo, ningún medio de comunicación ni los periodistas deben ser sancionados por difundir la verdad ni por formular criticas contra el poder público”, zanjó.

Paolillo manifestó “especial preocupación por el monopolio de la televisión de aire y renovamos un reclamo que tiene años de existencia”. Indicó que el Gobierno debe plural en el manejo de las licencias que se le otorgan a los medios informativos.

Al respecto, esa decisión fue “ingrata” porque se aprobó para 25 años.

Durante su estancia en Guatemala, por décimo tercera ocasión en los últimos 15 años, se reunieron además con el procurador de Derechos Humanos, directores de medios de comunicación e instituciones de periodistas, así como con entidades sociales que velan por la transparencia y derechos de los comunicadores.

Las conclusiones del informe serán presentadas en la próxima asamblea de la SIP en de abril.

Juan José López Torres @jjlopezt

Loading...
Revisa el siguiente artículo