De mil 200 conflictos sociales, el Ejecutivo ha resuelto siete

La vicepresidenta Roxana Baldetti afirmó ayer que existen líderes que se benefician y se aprovechan de los problemas y eso dificulta el diálogo.

Por: Publinews

Por historia Guatemala es un país conflictivo, aunque durante los últimos días han crecido los problemas, sobre todo por temas de minería, energía, salud, educación y otros.

La vicepresidenta Roxana Baldetti afirmó ayer que han detectado al menos mil 200 problemas sociales en todo el país, pero que durante los 15 meses de gestión lograron resolver siete.

Por ejemplo, miembros de la Unidad Defensora del Pueblo bloquearon ayer el ingreso de los diputados al Palacio Legislativo. El viernes pasado cinco sectores del país salieron a las calles y avenidas capitalinas para protestar.

Son conflictos que se arrastran de años atrás. Por ejemplo, temas de salud, minería, territoriales, de hidroeléctricas, energía y educación”, comentó la funcionaria.

Baldetti agregó que una de las razones por las cuales es difícil solucionarlos es que hay personas que se benefician de todos los problemas.

Hay líderes que viven de estos conflictos y lo que menos les interesa es llegar a un acuerdo. Nos hemos topado con que muchas de las comunidades siguen a ese líder y él les traslada información incorrecta”, expresó la vicemandataria.

Agregó que ya se tienen identificados a algunos de estos manifestantes y harán un esfuerzo por llegar a un acuerdo.

Hay disponibilidad para dialogar y seguiremos por ese camino”, añadió Miguel Balcárcel, encargado de la Comisión Presidencial para el Diálogo.

 

Problemas

6 ejes de conflictividad sistematizó este gobierno, aseguró Miguel Balcárcel, de la Comisión Presidencial para el Diálogo.

 

Análisis

El modelo no funciona

Lo que sucede en el país es que el modelo económico no ha funcionado. Históricamente, desde los Acuerdos de Paz, solo se favorece a un sector y se dejó a un lado a los demás grupos sociales. La conflictividad es el reflejo de una mala estructura y que el actual gobierno representa a un sector. Hay que resaltar que el sistema de diálogo no ha funcionado. Creo que no hay una receta de solución, acumulan información y no resuelven los conflictos. Las acciones del Gobierno son contra el sistema de diálogo.

No se tiene la voluntad de hallar respuestas. Y los casos aumentan. La situación es alarmante.

Mario Itzep

Director del Observatorio de Pueblos Indígenas

Loading...
Revisa el siguiente artículo