“La conflictividad social es alarmante”

El director del Observatorio de Pueblos Indígenas aseguró que el Gobierno no ha abierto un diálogo serio y que ha agudizado la confrontación.

Por: Publinews

¿Qué está ocurriendo? ¿Por qué tanto enfrentamiento?

Es el resultado de la conflictividad social histórica, todo se complicó a partir de la masacre de Totonicapán el año pasado. Es la mala estructura del Estado que beneficia a un sector económico, que es el 1% de la población, pero que tienen el poder económico.

 

¿Se ha incrementado la conflictividad durante este gobierno?

Desde la firma de los Acuerdos de Paz hay problemas. El problema es el modelo económico que ha fallado en el país. La conflictividad es el reflejo de una mala estructura y que el actual gobierno representa a un sector.

 

¿Cuánto ha crecido desde los incidentes con seis muertos en Totonicapán?

Hay una reorganización de las comunidades respecto de la criminalización ante el gobierno militar que tenemos. La única manera que han encontrado es utilizar el aparato de justicia contra los pueblos indígenas. El crecimiento de la conflictividad social es alarmante. En todas partes hay problemas. El sistema de diálogo ha funcionado.

 

¿Por qué no funciona el sistema de diálogo nacional?

No hay una receta de solución, acumulan información y no resuelven los conflictos. Las acciones del Gobierno son contra el sistema de diálogo.

No se tiene la voluntad de hallar respuestas. Y los casos aumentan. El clamor es un no a la minería y urge un Pacto Nacional para conseguir acuerdos reales.

 

¿Dónde hay conflictos en estos momentos?

En 16 departamentos, pero destacan ahora en Jutiapa, Jalapa, Santa Rosa, Petén, Retalhuleu, Sacatepéquez, Chimaltenango, Huehuetenango, Quetzaltenango, las Verapaces y San Marcos.

 

¿Por qué se están dando los conflictos?

La minería, las hidroeléctricas, la defensa del territorio y su pueblo. La migración de los pandilleros a los departamentos y el azote del narcotráfico. Además, la corrupción gubernamental y municipal.

 

¿Cuál es el panorama en el corto plazo?

La conflictividad avanzará, el enfrentamiento entre las comunidades y el Gobierno se mantendrá. El Cacif debe entender que los pueblos indígenas no son enemigos, sino aliados. Es necesario suspender la explotación minera y replantear un modelo de desarrollo económico.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo