“Superación de la pobreza depende de acuerdos”

Alvaro García, economista, es ministro de los Gobiernos de la Concertación en Chile. Lideró el Consejo Económico Social, institución que ayudó a superar lo síndicos de pobreza en ese país con éxito durante desde la década del 90 hasta hoy.

Por: Publinews

¿Qué motivos lo traen la Guatemala?

Vengo al Encuentro Nacional de Empresarios (Enade). He venido muchas veces y, entre las cosas que he hecho, he acompañado la gestación y desarrollo del Consejo de Economía Social.

De la experiencia chilena, ¿qué se puede replicar en Guatemala?

Hay diferencias, pero no solo con Chile. El mundo de hoy habla de que se necesitan cosas básicas y el el consenso es muy importante. Guatemala ha tenido la necesidad de hacer un consenso.

En Chile, hubo uno en los 90; bastante general, pero efectivo. Uno mira los países que se han desarrollado: Finlandia, España, Singapur, son un ejemplo. No basta con el consejo, se  puede llegar a acuerdos.

¿Qué acuerdos deben ser prioritarios?

Hay muchos desafíos, uno grande es el Estado. Aquí es débil e inefectivo, no cuenta con todo el dinero para hacer lo se debe. En este Gobierno se logró aprobar un cambio tributario pero cuando me refiero a un acuerdo fiscal es más que eso. Se trata de acordar cómo gastamos el dinero, cómo damos cuenta de ese dinero. Además, el Órgano Legislativo aquí es muy impredecible.

Se debe revisar el desafío que plantea la violencia por el narcotráfico. Por eso, si no hay un acerco del Estado, me refiero a los tres poderes del Estado, dudo de que un inversionistas quiera apostar por Guatemala.

Si tuviera un pastel y lo divide en porcentajes en los diversos sectores involucrados, ¿quién debe ser el que tiene más responsabilidad en esto?

El mundo de hoy ha cambiado. Ya no hay un solo actor.  O se ponen de acuerdo todos los sectores o las cosas no pasan. Hace días,  podías decir que los campesinos no eran actores importantes y ya viste lo que está pasando. Hoy todos los sectores cuentan. Está pasando en India y en otros países.

Se trata entonces de bajar los egos y acordar de verdad…

Sí, eso, y, además, de ponernos de acuerdo de verdad, respetando nuestras diferencias.

¿Cuáles serían las claves, desde el punto de vista del empleo, para acabar más rápido con la pobreza?

Cuando se inició la democracia en Chile, en los 90, el número de pobres era muy similar que en Guatemala. Hoy es del 10 por ciento. No es algo imposible.

Guatemala vivió un conflicto interno armado que podría decirse también dividió al país.

– Por eso no se trata de decir que somos pobres, sino de cómo nos ponemos de acuerdo y qué hacer.

Por ejemplo, Guatemala no va a crecer con los costos de electricidad que tiene. Escuché al ministro de Energía y Minas,  hay 16 conflictos en torno a generación de energía. Pero, si no generamos ese acuerdo, los pilares del crecimiento no van a estar presentes.

Cuando me refiero a acuerdo, no se trata de que el empresario y el ministro se pongan de acuerdo, sino que se incluya al indígena y su comunidad e ir hasta la zona. Y si no lo hacen, no hay mina.

Según su experiencia, ¿qué papel juega el Estado en el éxito de reducir la pobreza?  ¿De dónde debería venir el dinero necesario para hacerlo?

– Bueno, puede venir de una sola parte: los impuestos.

¿Le parece baja la tasa de impuestos actual en Guatemala?

Claro que sí. Es una de las más bajas y así se hace difícil lograr erradicar la pobreza

Loading...
Revisa el siguiente artículo