Noticias

Putin busca desviar la atención activando su fuerza nuclear, afirma Boris Johnson

Rusia había firmado en enero con el Consejo de Seguridad de la ONU, un documento en el que reconocía que "no se podía ganar una guerra nuclear" e insistía en que "mientras existan (esas armas), deben servir para fines defensivos, disuasorios y de prevención de la guerra". 

Vladimir Putin, presidente de Rusia Vladimir Putin, presidente de Rusia

El primer ministro británico Boris Johnson afirmó el domingo que el anuncio del presidente ruso, Vladimir Putin, de poner en alerta su fuerza nuclear busca desviar la atención sobre la férrea resistencia que encuentran sus tropas en Ucrania.

PUBLICIDAD

“Creo que es una distracción de lo que está ocurriendo en realidad en Ucrania”, declaró el líder británico después de una reunión con miembros de la comunidad ucraniana en Londres.

“Es un pueblo inocente que se enfrenta a una agresión no provocada, lo que ocurre de verdad es que se están defendiendo con más efectividad, con más resistencia, de lo que igual se imaginaba el Kremlin”, añadió.

Rusia había firmado en enero, con los otros cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, China, Francia y Gran Bretaña) un documento en el que reconocía que “no se podía ganar una guerra nuclear” e insistía en que “mientras existan (esas armas), deben servir para fines defensivos, disuasorios y de prevención de la guerra”.

Recomendados

Sesión extraordinaria de la Asamblea General de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el domingo, a pedido de países occidentales, una resolución para convocar el lunes “en sesión extraordinaria de urgencia” a la Asamblea General de la ONU para que sus 193 miembros se pronuncien sobre la invasión rusa de Ucrania.

La resolución, impulsada por Estados Unidos y Albania, fue adoptada por 11 países, con el voto en contra de Rusia y la abstención de China, India y Emiratos Árabes Unidos. El reglamento de la ONU no contempla el derecho a veto para recurrir a esta instancia.

Basado en un procedimiento establecido en 1950, titulado “La Unión por la Paz”, este recurso, que representa un revés para Rusia en el teatro diplomático internacional, no puede ser objeto de veto por ninguno de los cinco países miembros del Consejo de Seguridad (Rusia, Estados Unidos, Gran Bretaña, China y Francia).

 

Tags


Lo Último