Otto Pérez declara por caso La Línea y arremete contra CICIG

El expresidente Otto Pérez Molina aseguró que presentará sus pruebas y ampliará sus declaraciones en torno al caso La Línea.
Publicidad

El expresidente Otto Pérez Molina comenzó a declarar ante el Tribunal de Mayor Riesgo B, por los señalamientos en su contra por el caso de corrupción La Línea, cuyo juicio inició la semana pasada tras siete años de que se iniciara el proceso penal.

Pérez Molina, como declaró mediáticamente desde que inició el caso, indicó que La Línea fue una investigación creada con el objetivo de que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) permaneciera en el país. Agregó que ese mismo año se había anunciado la salida de ese organismo internacional.

Agregó que el antejuicio en su contra se presentó días antes de que se tuviera que renovar el mandato de CICIG, es decir, el 3 de septiembre.

De acuerdo al exgobernante, las pruebas con las que cuenta la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) no son suficientes a su parecer para sostener las acusaciones en su contra. Aseguró que ampliará sus declaraciones a lo largo de esta fase del proceso y que cuenta con pruebas que expondrá ante el Tribunal.

El exfuncionario se refirió a las conversaciones con exdirectivos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), y otros implicados en el caso, ya que señala que eran por seguimiento a reuniones y no para girarles instrucciones, como quieren “hacerlo ver”.

“A mí me llamó el superintendente, quien en ningún momento fue mi subordinado. Él nombra a las personas que él quiere”, resaltó.

Pérez hizo ver que aunque le acreditan pseudónimos como “el uno”, “el dueño de la finca”, entre otros, en ninguno se menciona su nombre, lo cual calificó como insuficiente para incriminarlo.

Al finalizar la audiencia, Pérez mencionó que este miércoles, 2 de febrero, emitió una primera declaración, pero que no es su defensa. Adelantó que presentarán una defensa material con testimonios y diapositivas.

Antecedentes del caso La Línea

A comienzos de 2015, la entonces Comisión Internacional contra la Corrupción en Guatemala (Cicig) destapó el caso junto a la FECI, señalando al exbinomio presidencial y otros 30 implicados.

Casi siete años después, el caso La Línea llegó a tribunales la semana pasada y llamó la atención por el reencuentro de Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, cuyo gobierno cayó en 2015 tras revelarse el caso de supuesta corrupción por pago de sobornos en aduanas.

Durante la audiencia previa, la exvicepresidenta señaló a la jueza que padecía de síntomas de la COVID-19, por lo que solicitó que las audiencias del juicio se lleven a cabo por videoconferencia. Más adelante, una evaluación médica y las pruebas descartaron que estuviese contagiada.

Tanto Pérez Molina como Baldetti están acusados de asociación ilícita, casos especiales de defraudación aduanera y enriquecimiento ilícito.

La audiencia que se llevó a cabo este miércoles se aplazó para su continuidad el próximo 7 de febrero.

 

 

(Visited 773 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO