Capturan a tres militares vinculados a cartel de drogas de México

El Ministerio de la Defensa emitió un pronunciamiento tras darse a conocer que la detención de tres militares como parte del operativo "Triángulo Criminal".
Publicidad

Las autoridades capturaron este martes a tres militares vinculados a delitos de narcotráfico por ser presuntos colaboradores del cartel mexicano “Jalisco Nueva Generación”.

Tras el operativo denominado “Triángulo Criminal” se confirmaron las tres detenciones de los militares, quienes según la investigación, eran operadores de la estructura criminal y permitían el ingreso ilegal de aeronaves que aterrizaron en pistas clandestinas.

El Ministerio de la Defensa confirmó que fue detenido Carlos Enrique Durán Cáceres, Mayor de Aviación; y Ángel Eliberto Vargas Urizar, Capitán segundo de Material de Guerra. También se confirmó que el tercer implicado es Walter Vinicio Contreras Munguia, Teniente de Infantería.

“El Ejército ha prestado su colaboración en las diligencias del caso”, indicó la institución en un comunicado donde se aseguró que contra los militares “pesan cargos por supuesto involucramiento con grupos dedicados a actividades  ilícitas, por lo que deberán resolver su situación jurídica de manera individual”.

Militares vinculados a estructura

La investigación se derivó desde el 2018 y está dividida en diversas fases.

La Fiscalía de Delitos de Narcoactividad requirió 21 órdenes de aprehensión por los delitos de asociación delictiva, comercio, tráfico y almacenamiento ilícito, conspiración para el asesinato, entre otros.

“Dichos miembros del Ejército aprovechaban la información privilegiada a la que tenían acceso para orientar las acciones de la organización criminal o retrasar los movimientos para la interdicción de las aeronaves ilegales”, informó la fiscalía.

La estructura planificó y coordinó acciones para el ingreso al territorio de aeronaves cargadas de cocaína, procedentes de otros países, principalmente de Suramérica.

Operaciones coordinadas en varios puntos

La Fiscalía identificó que el modo de operar de dicha estructura era localizando pistas de aterrizaje clandestinas, para rentarlas y utilizarlas para el aterrizaje de aeronaves cargadas con droga, además de coordinar la búsqueda de personas para la descarga y traslado de la misma.

Asimismo, existen indicios de que se coordinó con el bloqueo para el paso de las fuerzas de seguridad pública, para que no llegaran al lugar de aterrizaje de las aeronaves.

“Uno de ellos desde el Comando Aéreo, el segundo desde una de las bases de Petén, donde se da la mayor cantidad de trazas ilícitas aéreas. El tercero desde una de las bases de Retalhuleu y otras áreas del sur del país”, se especificó.

Las diligencias de allanamiento se llevaron a cabo en Guatemala, Petén, Retalhuleu, Escuintla, Sacatepéquez y Alta Verapaz.

La estructura criminal, según la fiscalía, es liderada por varios coordinadores, operando en Petén, Alta Verapaz, Guatemala, Sacatepéquez, Escuintla y Retalhuleu.

(Visited 1,700 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO