Publicidad

Vendedoras de comida de mercados protestan a “cacerolazos”

Vendedoras de comida de mercados protestan a "cacerolazos"
Las cocineras rechazan que debido a las restricciones por la Covid-19, la venta de comida sea solo para llevar y no para consumir dentro de los comedores.
Publicidad

Las vendedoras del área de comedores del Mercado Sur 2, también conocido como “La Placita”, llevaron a cabo el llamado “cacerolazo” por segundo día.

Su objetivo es hacer sonar sus cacerolas en rechazo a las restricciones impuestas por el presidente Alejandro Giammattei para contener los contagios de la Covid-19.

Las mujeres expresaron su inconformidad ya que las nuevas medidas no permiten que los visitantes puedan sentarse e ingerir los alimentos en los comedores instalados dentro de los mercados.

Este martes se convocó a las representes de otros mercados, acudieron del mercado de El Guarda, La Parroquia, la Reformita, Mercado Central y La Terminal.

Medida afecta a comedores

El principal problema, expresaron, es que la restricción les afecta en sus ventas y por tanto a su economía familiar.

“No le estamos pidiendo que nos mantenga, les estamos pidiendo que nos dejen generar fuentes de empleo”, expresó una de las vendedoras afectadas.

Las autoridades municipales han colocado los letreros en los negocios con el recordatorio de que la venta de la comida debe ser únicamente para llevar.

La protesta, en la que han hecho sonar sus cacerolas, se repetirá aunque no especificaron la fecha.

“Estamos pidiendo que nos permitan a las áreas de comedores poder sentar a nuestros clientes”, declaró Paola Pérez.

Añadió que hay al menos 23 mercados en la ciudad que ofrecen este servicio, por lo que cientos se verán afectados con las recientes restricciones dictadas por el gobierno para reducir el impacto de la tercera ola de casos. “Hay muchas personas que dependen de sus trabajos”, aseguró.

Nuevas medidas

El presidente Alejandro Giammattei decretó el pasado viernes un “Estado de Prevención” por 15 días que, entre otras medidas, restringe las reuniones y manifestaciones, en un intento por paliar el aumento de contagios y muertos por covid-19.

La nueva normativa prohíbe la celebración de reuniones públicas o privadas que no sean al aire libre, las manifestaciones públicas u otros espectáculos y faculta a las autoridades para disolver actividades que limiten la libre locomoción o que se efectúen sin las medidas sanitarias necesarias.

El uso de la mascarilla es obligatoria y en caso de incumplimiento se aplicarán sanciones penales y administrativas.

El anuncio de estas medidas ocurre luego que el 9 de abril las autoridades sanitarias advirtieran de la presencia de una variante más contagiosa del virus, conocida como “californiana”.

(Visited 1,867 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO