Aumenta el turismo de vacunas contra el Covid-19

Vacuna contra el Covid-19
Viajar a otros países para recibir la vacuna contra el Covid-19 se ha convertido en algo muy popular entre la población acomodada. Publinews investiga la situación.

¿No puedes esperar más para recibir la vacuna contra el Covid-19? Una nueva forma de obtenerla más rápidamente está en auge. A medida que países como Israel, Serbia y los Emiratos Árabes Unidos aceleran la vacunación, han florecido los rumores de que los viajeros del extranjero podrán hacer cola para recibir la inmunización.

Y varios operadores de viajes ya están ofreciendo estos paquetes, a pesar de los obstáculos que suponen las restricciones de viaje y el hecho de que la mayoría de las dosis de la vacuna están reservadas para los locales.

OMS califica de “grotesca” la desigualdad en el acceso a las vacunas

Por ejemplo, la agencia de viajes noruega World Visitor ha creado una sección llamada “Impfreisen”, solo en alemán, que ofrece escapadas a Rusia para vacunarse contra el nuevo coronavirus. Los clientes pueden elegir entre una serie de paquetes de viaje que incluyen los preparativos para recibir la Sputnik V.

El primero, a partir de US$1,400, incluye dos viajes rápidos durante un mes, uno para cada una de las dosis. Por US$3,500, los clientes pueden optar por una estancia más lujosa, de 22 días, en un balneario ruso, con un pinchazo al principio y al final del viaje. Una tercera opción (a partir de US$2,100) consiste en un viaje a un hotel balneario en Turquía, con escalas en un aeropuerto ruso que cuenta con un centro de vacunación en la terminal.

“No le veo muchas ventajas, salvo para los viajeros, que probablemente sean ciudadanos más ricos que tienen medios para viajar, suponiendo que se les permita cruzar las fronteras”, dijo a Publinews Internacional Alan Petersen, profesor de sociología en la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad de Monash (Australia).

Y añadió: “Algunas de las desventajas son el acceso a vacunas que podrían utilizarse para la población local, con lo que se refuerzan las desigualdades sanitarias. La posibilidad de que las infecciones de los países de acogida se transmitan a sus países de origen, lo que supone un problema con los viajes por motivos médicos en general, y los posibles problemas con la cobertura del seguro en caso de que el viajero tenga dificultades de un tipo u otro, incluyendo resultados sanitarios adversos”.

Esta es una de las razones por las que Amnistía Internacional lanzó una campaña llamada “Una inyección justa: Acceso universal a las vacunas contra el Covid-19”, que pide a las empresas farmacéuticas que compartan sus conocimientos y tecnología para maximizar el número de dosis de vacunas disponibles en todo el mundo. También hace un llamamiento a los Estados para que dejen de practicar el “nacionalismo vacunal” y trabajen juntos para garantizar que las personas con mayor riesgo de contraer la Covid-19 en todos los países puedan acceder inmediatamente a las vacunas que salvan vidas.

“Quién tiene acceso a una vacuna contra el nuevo coronavirus, cuándo y a qué precio son algunas de las cuestiones más importantes y controvertidas a las que se enfrentan nuestras sociedades hoy en día. Sin embargo, las respuestas están condicionadas por los intereses de poderosos Estados y empresas”, afirmó Stephen Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional, en un comunicado.

Pero, ¿es legal viajar a otro país para vacunarse?

“Puede haber riesgos de responsabilidad legal para las empresas que ofrecen este tipo de viajes”, añadió Peterson. “Legalmente, es probable que se trate de una zona gris, como ocurre con otras formas de viaje médico. La cuestión es si los proveedores están cubiertos por el seguro y, en caso afirmativo, si las aseguradoras les cubrirán si las cosas se tuercen”, expuso Cockburn.

Y concluyó: “Es probable que esto beneficie a las ciudades anfitrionas, ya que estas personas probablemente gastarán mucho durante su visita y pueden invertir como medida de buena voluntad. Pero, ¿cómo beneficiará esto a la población local? La práctica puede servir para atraer publicidad adversa a esas ciudades y, en última instancia, servir para contrarrestar cualquier beneficio”.

Tres preguntas a… | Marissa J. Levine, profesora de práctica de salud pública y medicina de familia en la Facultad de Medicina Morsani de la Universidad del Sur de Florida, en EE. UU.

  • ¿Cuáles son los pros y los contras del turismo de vacunas?

En un año normal, no pandémico, los funcionarios de salud pública aplaudirían cualquier esfuerzo que diera lugar a que más personas se vacunaran contra enfermedades prevenibles. Por lo tanto, si se analiza la cuestión desde la perspectiva del individuo, no hay nada malo en viajar a otro país para vacunarse contra el nuevo coronavirus. Sin embargo, estamos en una pandemia, lo que significa una epidemia mundial de enfermedades transmisibles. Las pandemias no conocen fronteras y solo pueden ser detenidas por un esfuerzo de vacunación global. Todos nuestros esfuerzos deben centrarse en el acceso equitativo a las vacunas en todos los países en el mundo. El turismo vacunal en este contexto desvía los recursos de estos esfuerzos globales y amplía las disparidades de resultados sanitarios que ya existen. Los que tienen los recursos son más propensos a vacunarse en ese escenario y entonces, tal vez, estén menos dispuestos a promover y apoyar los esfuerzos de vacunación equitativa a nivel mundial.

  • ¿Es arriesgado?

El turismo vacunal es principalmente el resultado de personas y empresas que se aprovechan de su condición de privilegiados para ganar dinero o acceder a las vacunas. Para el individuo que busca vacunas en estas entidades, corre el riesgo de ser estafado. Para las empresas que prestan el servicio, pueden estar indirecta o directamente implicadas en el desvío de vacunas de suministros legítimos que estaban destinados al público en general. Tanto los particulares como las empresas deben tener en cuenta el “caveat emptor”, que el comprador tenga cuidado.

  • Háblanos de las ventajas para las ciudades y países que ofrecen estas opciones…

La ventaja obvia para estas ciudades es que disponen de un mecanismo para atraer a los turistas y sus dólares de viaje. Sin embargo, cada jurisdicción tiene normas o directrices sobre quién puede vacunarse y estos mecanismos podrían socavar esos esfuerzos jurisdiccionales o disminuir la confianza en el proceso que se había establecido.

Opinión

“Los contras del turismo vacunal superan a los pros” | Dra. Valorie Crooks. Catedrática de investigación en geografías de los servicios de salud en la Universidad Simon Fraser, en Canadá

En mi opinión, como alguien que ha investigado las dimensiones éticas y de equidad del turismo médico durante más de una década, los contras de este tipo de operaciones superan a los pros. Los contras para los viajeros pueden ser que se les administre una vacuna que no está aprobada en su sistema de origen, que no se les facilite la información adecuada sobre la vacuna que han recibido para inscribirla en el registro de vacunas en su país, que contraigan realmente la Covid-19 mientras están en ruta para vacunarse o mientras están en el extranjero, lo que puede amenazar su regreso a casa y anular cualquier cobertura de seguro médico de viaje mientras están en el extranjero, entre otras preocupaciones.

Los contras para los destinos que buscan abrir su sector de turismo médico para el turismo de vacunas incluyen que tendrán que enfrentarse a cuestiones éticas muy difíciles con respecto al acceso a las vacunas para los ciudadanos locales frente a los viajeros internacionales. Algunos países que buscan explorar este sector lo hacen como una forma de abrir los viajes turísticos, pero los protocolos de cuarentena seguirán siendo necesarios, por lo que es probable que haya pocos beneficios indirectos sobre muchos aspectos del sector turístico para los viajeros que no saldrán mucho de la localidad durante períodos prolongados de su estancia.

Las ventajas evidentes para los destinos que estudian la posibilidad de abrir el sector del turismo vacacional son los ingresos previstos generados por los visitantes extranjeros, incluso en la muy castigada economía del turismo. Otro probable pro es la disponibilidad inmediata, aunque no a largo plazo, de personal para este sector.

(Visited 1,612 times, 1 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO