Edgar Cristiani acepta culpa en el caso “Plazas RIC”, juez lo condena

Exdiputado Edgar Cristiani.
Exdiputado Edgar Cristiani. Foto: Alexander Valdés
Al exdiputado Edgar Cristiani se le impuso una pena de 3 años y 6 meses de prisión por el delito de peculado por sustracción.
Publicidad

El exdiputado Edgar Cristiani aceptó su culpa en el caso que se denomina “Plazas RIC”. De esa cuenta, la justicia guatemalteca impuso una pena en su contra.

La Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público (MP) investigó al excongresista por el delito de peculado por sustracción.

Varios años después de haber iniciado el referido proceso penal, el exlegislador decidió aceptar su responsabilidad.

Este viernes 19 de marzo, Cristiani acudió a una audiencia en el Juzgado Cuarto de Primera Instancia Penal. La diligencia se realizaría para que este confesara las acciones ilegales que cometió.

Al finalizar, el juez Pedro Laynez impuso una sanción de 3 años y 6 meses de cárcel en contra del exdiputado.

El juzgador agregó otra sanción al ahora sentenciado, quien durante los próximos 4 años no podrá buscar ni ser nombrado para un cargo en ninguna de las entidades estatales.

Cristiani fue capturado en mayo de 2016 por vínculos con el caso “Plazas fantasma”, el cual señala que en el Congreso de la República se autorizó la contratación de personal que:

  • No llegaba a cumplir su trabajo.
  • Desempeñaba funciones distintas a las que habían sido fijadas en los contratos.
  • No cumplían con los requisitos para ser contratados.

Posteriormente fue vinculado al caso “Plazas RIC”.

También puedes leer: UNE llevaría a alcalde de Villa Canales ante el tribunal de honor

Caso contra Cristiani

Cristiani escuchó la sentencia en su contra en un procedimiento abreviado, es decir que el caso no llegaría a un tribunal de sentencia penal, en el cual el MP debía acusarlo y vencerlo.

De acuerdo con las investigaciones, existieron tres mecanismos para contratar a personal en el Registro de Información Catastral (RIC):

  • Plazas referidas en las que el contratado se quedaba con un porcentaje del sueldo, pues que no cumplía con todas sus labores. El resto se daba a la persona que lo recomendó.
  • Plazas referidas en las que el contratado se quedaba con el dinero del sueldo de otras personas aceptadas para trabajar en la institución y que no cumplían el propósito de su labor.
  • Plazas pagadas por el RIC en las que el contratado realizaba otras actividades que no correspondían a las asignadas por la institución, y que tenían que ver con empresas de la persona que lo refirió.

También puedes leer: Autoridades localizan varios paquetes de droga en Puerto Quetzal

(Visited 705 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO