Niña guatemalteca secuestrada hace 20 años se reencuentra con su familia

Los padres denunciaron el rapto ante las autoridades pertinentes y visitaron diferentes medios de comunicación para dar a conocer su historia y así dar con el paradero de la menor, sin embargo, no lograron encontrarla.

Crishla Yasmin Vásquez Marroquín fue raptada la tarde del 1 de junio del 2001, en el atrio de una iglesia de la Ciudad de Guatemala. El secuestro ocurrió cuando la pequeña solo tenía 3 años de edad.

De acuerdo con una publicación de la página de Facebook Pruebas de paternidad por ADN en Guatemala, desde la fecha antes mencionada sus padres empezaron la búsqueda por todos los medios a su alcance.

Los padres denunciaron el rapto ante las autoridades pertinentes y visitaron diferentes medios de comunicación para dar a conocer su historia y así dar con el paradero de la menor, sin embargo, no lograron encontrarla.

El rapto

Crishla, fue raptada por una pareja guatemalteca que no tenían hijos, debido a que la mujer se había realizado una operación esterilizante en su primer matrimonio, pero ahora su nueva pareja deseaba tener familia por lo que ambos se confabularon para raptar a la niña, según información de la página antes mencionada.

Luego de que la fotografía de Crishla salió en los medios de comunicación, la pareja entró en pánico y huyó hacia El Salvador donde vivieron un tiempo, relató la familia de la víctima.

Según el relato, la víctima siempre supo que fue adoptada, más nunca supo la verdad de cómo ocurrieron los hechos.

Crishla contó que durante toda su infancia y adolescencia sufrió maltrato físico y emocional, a tal punto que su raptora fue denunciada ante las autoridades competentes por violencia física. Estos años de abuso por parte de sus captores han dejado una profunda huella emocional en su vida.

Se reencuentra con su familia

A inicios del 2021, Crishla ahora conocida como Adriana Estefanía (y apellidos de sus captores) ya que lograron inscribirla en el Registro Civil de forma anómala como su hija biológica, por medio de familiares de las personas que la raptaron se supo la verdad, por lo que inmediatamente, Crishla público en su perfil de Facebook su historia y pidió ayuda para buscar a su familia biológica logrando a pocas horas de su publicación dar con sus familiares, quienes de inmediato la contactaron y se reunieron.

Sin embargo, lamentablemente ya no logró reunirse con su padre que había muerto años antes.

En la página Pruebas de paternidad por ADN en Guatemala se detalla que la madre biológica de Crishla al verla luego de 20 años, inmediatamente logró reconocer algunas señales físicas, como algunos lunares que quedaron siempre en su memoria por lo que no tenía duda que estaba frente a su niña que le habían arrebatado varios años antes.

Para tener certeza de que realmente se trataba de la niña raptada en el 2001, el día 30 de enero del presente año se practicaron una prueba de maternidad por ADN, la cual fue realizada por el Dr. Carlos Rodriguez Fuentes en Amatitlán, unas semanas después, el médico entregó el resultado que confirmó plenamente que Adriana Estefanía es Crishla, hija biológica de Gladys Marroquín.

(Visited 15,758 times, 1 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO