Inseguridad alimentaria afecta a 103 mil personas en norte de Centroamérica

Esto se da debido al impacto de los ciclones Eta e Iota y la pandemia del Covid-19, resalta un estudio. Además advierte que la situación podría empeorar a mediados de 2021.

La inseguridad alimentaria afecta a 103 mil personas de la región Trifinio, que abarca 18 localidades fronterizas de Guatemala, El Salvador y Honduras, debido a los ciclones Eta e Iota y la pandemia covid-19, aseguró un estudio regional.

“103 mil personas (21% de la población analizada) se encuentran en condiciones de crisis o emergencia de inseguridad alimentaria aguda”, detalló un informe de la organización Mancomunidad Trinacional Rio Lempa (MTRL), que agrupa a los gobiernos municipales de la zona.

Se entiende por seguridad alimentaria a la garantía que las personas tienen para acceder material y económicamente a alimentos suficientes para sus necesidades.

El MTRL demandó “acciones inmediatas para reducir la brecha de consumo alimentario y proteger sus medios de vida”. Detalló que hay otras 380 mil personas expuestas a una inseguridad alimentaria “mínima o acentuada”.

El coordinador de la MTRL, Héctor Aguirre, pidió concentrar esfuerzos de los gobiernos y de la cooperación internacional “para evitar llegar a la hambruna porque es una fase catastrófica”.

En la triple frontera, según Aguirre, el trabajo de entidades locales y cooperantes evitó una mayor “ola de hambre” en miles de personas que viven en condiciones de pobreza.

Cultivos afectados en Guatemala

El estudio de la MTRL advierte que las condiciones de población en “emergencia alimentaria” podría aumentar de junio a agosto de 2021, época en que las reservas de granos básicos se agotan, las fuentes de empleo se reducen y sube el precio local de los alimentos.

Las medidas de confinamiento, las limitaciones en los pasos fronterizos para la movilización de trabajadores y las restricciones al transporte para acceder a mercados impuesta por la pandemia covid-19 influyen para que “aún la economía local no se recupere“, advierte el informe.

En ese sentido, el 77% de los hogares de esta región ha visto afectado los ingresos, principalmente por la reducción de las fuentes de empleo, de los salarios, y la baja rentabilidad de las actividades relacionadas con el comercio informal, lo que “limita el acceso a servicios básicos y alimentos”, destacó Aguirre.

Los cultivos de café en la ciudad guatemalteca de Esquipulas y otras de la región, se han visto afectados en un 50% por la excesiva lluvia de los ciclones Eta e Iota, que azotó la zona en noviembre, lo que reduce la demanda de mano de obra para la cosecha.

Los pueblos más afectados son Ocotepeque, en Honduras, Cayaguanca, en El Salvador, y la comunidad Maya-Chortí, en Guatemala.

Aguirre advirtió de un posible incremento de la migración a Estados Unidos desde esta región en busca de trabajo.

* Con información de la agencia de noticias AFP.

(Visited 209 times, 1 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO