Descubridores del virus de la hepatitis C reciben el premio Nobel de Medicina

Los tres virólogos fueron reconocidos por “su decisiva contribución a la lucha contra esta hepatitis”, en plena carrera mundial para hallar los secretos de otra pandemia, la del Covid-19.
Harvey Alter, Charles Rice y Michael Houghton, ganadores del premio Nobel de Medicina 2020
Twitter / @NobelPrize

Los estadounidenses Harvey Alter y Charles Rice y el británico Michael Houghton fueron galardonados este lunes con el premio Nobel de Medicina 2020, por el descubrimiento del virus de la hepatitis C.

Los tres virólogos fueron reconocidos por “su decisiva contribución a la lucha contra esta hepatitis, un importante problema de salud mundial, que causa cirrosis y cáncer de hígado”, explicó el jurado del Nobel, en plena carrera mundial para hallar los secretos de otra pandemia viral, la del coronavirus (Covid-19).

Espero que este premio, junto con la terrible epidemia de Covid-19, destaque la importancia de la virología para la humanidad”, destacó Houghton. “Esto puede afectar a tantos de nosotros”, dijo el virólogo británico, de 69 años de edad, en una entrevista en Zoom.

A finales de los años 1970, Alter, que hoy tiene 85 años, identificó que durante las transfusiones tenía lugar un contagio hepático misterioso, que no estaba ligado ni a la hepatitis A ni a la hepatitis B, señaló el jurado.

Años más tarde, en 1989, se le atribuyó a Houghton y su equipo el descubrimiento de la secuencia genética del virus.

Optimista” sobre el futuro

En cuanto a Rice, de 68 años, “aportó la prueba final de que el virus de la hepatitis C podría causar por si solo la enfermedad”, precisó Patrick Ernfors, presidente del comité que elige a los premiados.

Analizó igualmente durante años la manera en la que el virus se replicaba.

Lo primero que hay que hacer es identificar el virus implicado, y una vez hecho, es el punto de partida para el desarrollo de tratamientos de la enfermedad, así como vacunas. Por lo que el descubrimiento viral es un momento crítico”, agregó Ernfors.

Rice se dijo “optimista” subre el futuro de la lucha contra el virus y el Covid-19.

Creo que esto nos ha enseñado mucho sobre la ciencia en general: cuando hay un problema acuciante y se moviliza a la gente en todo el mundo para trabajar en estos problemas, se puede hacer un gran progreso”, aunque “no es posible” esperar “un tratamiento o una vacuna en una semana”, dijo.

*Con información de AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.