PDH verifica agresión contra trabajadora doméstica

En Guatemala, como en el mundo, el trabajo doméstico sigue siendo una forma de esclavitud, explotación y trata laboral.

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) da seguimiento a una denuncia por agresión en contra de una trabajadora doméstica.

Se explicó que es la Defensoría de las Personas Trabajadoras la encargada de verificar el caso, el cual podría llegar a ser tipificado como un delito.

El seguimiento se hace porque en la red social Twitter se difundió un video en el que se observa a una mujer, trabajadora doméstica, admitiendo un supuesto robo de joyas.

El hecho habría ocurrido en una vivienda de Santa Rosa. En los 45 segundos de grabación se puede ver a la persona lastimada del rostro y vistiendo una blusa blanca en la que se lee: “soy ladrona”.

Según la publicación, quien cometió la agresión física fue la empleadora de la víctima.

Contexto del trabajo doméstico

En Guatemala, la Asociación de Trabajadoras del Hogar, a Domicilio y de Maquila (Atrahdom) es la que acompaña y vela por los derechos de las empleadas domésticas.

Según Atrahdom, el trabajo doméstico en el país, como en el mundo, sigue siendo una forma de esclavitud, explotación y trata laboral, una labor deshumanizada.

Este tipo de actividad está regularizada en el Código de Trabajo, en el cual tiene un régimen especial desde hace 73 años.

La Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos (ENEI) reflejó que para 2016 , en Guatemala, había más de 242 mil personas trabajadoras del hogar.

Atrahdom, por medio de sus investigaciones propias, estableció que el 92% de esa población son mujeres. El 62% son mujeres indígenas migrantes internas desplazadas por la violencia, la guerra y la falta de oportunidades de desarrollo en sus pueblos.

El 43% son niñas y jóvenes entre las edades de 14 a 26 años.

Se sabe que el 70%de las mujeres trabajadoras domésticas no han terminado sus estudios primarios. Además, que el 80% de ellas recibe un salario mensual por debajo del mínimo establecido. Y, pueden trabajar entre 12 a 22 horas diarias sin que reciban un pago extra.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.