Noticias

La fe en tiempos de pandemia

Desde esta semana y mediante acuerdo ministerial, se determinó que los servicios religiosos podrán llevarse a cabo con una hora de duración máxima con las limitaciones de asistencia descritas en los tableros de alerta.

Iglesias durante el Covid-19 Iglesias durante el Covid-19

El presidente, Alejandro Giammattei, modificó el domingo pasado las disposiciones presidenciales y agregó media hora más para realizar los servicios religiosos, siempre y cuando se tomen en cuenta las limitaciones de asistencia descritas en los tableros de alerta por la crisis sanitaria.

PUBLICIDAD

La restricción para llevar a cabo eventos religiosos masivos fue impuesta por el gobierno como un plan de contención por la pandemia del Covid-19. Tras varios meses de cierre, poco a poco se le ha dado luz verde a realizar los servicios religiosos, tomando en cuenta una serie de limitaciones.

Iglesia católica durante el Covid-19 Iglesia católica durante el Covid-19

De hecho, algunas iglesias han abierto sus puertas. Eso sí, al ingreso se toma la temperatura, se da alcohol en gel, no se permiten muchas personas por banca y se recalca el uso de mascarilla.

Lo permitido

Según lo dispuesto por el Ejecutivo, esto es lo que se debe cumplir en cada municipio, dependiendo del número de casos de Covid-19.

  • Alerta roja, máxima: Servicios religiosos, como bautizos y matrimonios, se limitan a menos de 10 personas y con una duración de una hora.
  • Alerta anaranjada, alta: Se permiten servicios religiosos con un aforo que permita 4 metros cuadrados por persona y las siguientes medidas: duración de 30 minutos a una hora entre servicios, puertas y ventanas abiertas, servicios especiales para personas de alto riesgo o mayores de 60 años.
  • Alerta amarilla, moderada: Se permiten servicios religiosos con un aforo que permita 2.5 metros cuadrados por persona y las siguientes medidas: duración de 30 minutos a una hora entre servicios, puertas y ventanas abiertas, servicios especiales para personas de alto riesgo o mayores de 60 años.
  • Alerta verde, nueva normalidad: Se permiten servicios religiosos con un aforo que permita 1.5 metros entre personas y las siguientes medidas: duración de 30 minutos a una hora entre servicios, puertas y ventanas abiertas, servicios especiales para personas de alto riesgo o mayores de 60 años.

Sin excusa

Durante este tiempo de pandemia, las restricciones no han sido obstáculo para que en los templos se lleven a cabo eucaristías, exposiciones del Santísimo o cualquier otro tipo de actividad de fe que llega por medio de las redes sociales.

PUBLICIDAD

Tags


Lo Último