Unicef denuncia que más de 1 mil niños fueron obligados a retornar a Centroamérica

UNICEF reveló que en los últimos tres meses Estados Unidos retornó a al menos 1 mil niños no acompañados y México a 447.

Por Yuly Pérez

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció que desde principios de marzo, al menos 1.000 niños migrantes no acompañados han sido obligados a retornar desde Estados Unidos. 

Los niños fueron movilizados a sus países de origen: México, Guatemala, El Salvador y Honduras. La acción se llevó a cabo pese a la crisis sanitaria que se vive por la pandemia del COVID-19.

Además, durante los últimos tres meses, al menos 447 niños migrantes han sido devueltos de México a Guatemala y Honduras.

Peligros para los niños migrantes

Unicef alertó sobre actos de violencia y discriminación contra los repatriados, pues se les percibe como infectados de COVID-19 en sus países.

“Para los niños en tránsito en toda la región, la COVID-19 está empeorando aún más la situación. La discriminación y los ataques se suman a las amenazas que ya existían antes, como la violencia de las bandas que les llevó a huir”, explicó la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

"Eso significa que muchos niños que regresan afrontan un riesgo doble y están más en peligro que cuando abandonaron sus comunidades. Obligar a un niño a regresar a una situación de inseguridad nunca es una opción si se quiere velar por su interés superior", agrega.

Niños migrantes hondureños Foto: AFP

Situación en Guatemala

En algunas comunidades, existe la preocupación de que los niños y las familias que regresaron de EEUU y México puedan ser portadores del virus. Esto ha agudizado la estigmatización de los migrantes.

"En Guatemala, UNICEF está apoyando al gobierno para proporcionar alojamiento y servicios a los niños retornados, tanto a los acompañados como a los que están solos, que hayan dado positivo en las pruebas de COVID-19, durante la cuarentena o aislamiento", explicó a la institución.

Además, Unicef y sus aliados están proporcionando a estos niños servicios de atención sanitaria, apoyo psicosocial y localizando a sus familias.

Asimismo, Unicef Guatemala está apoyando a las comunidades a través de campañas de prevención contra el estigma al que se enfrentan los niños retornados. También trabajan en prevención de violencia contra niños y niñas.

Unicef hizo un llamado a todos los gobiernos para que pongan fin a las devoluciones y deportaciones de niños no acompañados o separados. Asimismo, los niños con sus familias sin protección adecuada previa y exámenes de salud.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo