CEPAL y OIT estiman que la pobreza en América Latina alcanzará el 34,7% y la extrema pobreza un 13%

La CEPAL y la OIT presentaron un nuevo informe en el que revelan que América Latina y El Caribe sufrirán una contracción estimada del PIB regional del 5,3%.

Por Yuly Pérez

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentaron una nueva edición de su informe conjunto Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe. El trabajo en tiempos de pandemia: desafíos frente a la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

Según el informe, la economía mundial registrará este año una caída del Producto Interno Bruto (PIB) superior a la que se ha observado en varias décadas.

  • Caída mundial del PIB del 2%
  • Retracciones del volumen de comercio mundial de entre un 13% y un 32%

La reducción de la actividad económica será directa en China, Estados Unidos y Europa. Sin embargo, tendrá repercusiones negativas en América Latina y el Caribe. "En términos del volumen y el precio, sobre todo, de las materias primas", explican.

Además, muchos se verán gravemente afectados por la reducción de las remesas y la disminución del turismo.

Desempleo en América Latina

Según estimaciones de la CEPAL, la contracción económica se situaría en torno al 5,3% del PIB regional. Esto podría provocar un aumento de la tasa de desocupación de al menos 3,4 puntos porcentuales. Sin embargo, al final del año podría alcanzar una tasa del 11,5%.

"En la medida en que la pandemia se alargue y las medidas de distanciamiento físico continúen siendo necesarias, cabe esperar que la contracción sea mayor que la proyectada. Además, que el efecto sobre el desempleo sea todavía más grande", apuntan.

Para la OIT, la crisis causará una reducción de alrededor del 10,3% de las horas de trabajo en el segundo trimestre de este año. Esto equivale a 31 millones de trabajadores a tiempo completo.

pobreza AFP

Incremento de la pobreza

La CEPAL estima que la tasa de pobreza podría aumentar hasta 4,4 puntos porcentuales. Asimismo, la de pobreza extrema, 2,6 puntos porcentuales con respecto a 2019. Esto implica que:

  • La pobreza alcanzaría al 34,7% de la población latinoamericana. Un total de 214,7 millones de personas.
  • Y la pobreza extrema, al 13%. Un total de 83,4 millones de personas.

Además, la OIT y la  CEPAL revelan que la caída del PIB para América Latina por la crisis del COVID-19 y la pérdida de empleos darán como resultado 30 millones de más pobres.

"Países como Guatemala, Honduras, Ecuador y Bolivia (Estado Plurinacional de) concentran la mayor cantidad de su empleo en sectores como la agricultura y la ganadería, por lo que contarían con una menor proporción de trabajadores en sectores de riesgo alto", explican.

Sin embargo, si el COVID-19 se propagara a zonas rurales, la paralización de las actividades en este sector podría incrementar.

"La crisis ha expuesto con especial crudeza el costo de la informalidad y de la desigualdad en la mayoría de los mercados laborales de la región. Por ello, las políticas para la recuperación no deben apuntar meramente a una 'nueva normalidad', similar a la anterior, sino a una 'normalidad mejor' con mayor formalidad, equidad y diálogo social", exhortan las entidades.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo