EN IMÁGENES. El comercio en tiempos de Covid-19

Los propietarios de carnicerías, panaderías, tortillerías y molinos de nixtamal han tenido que adecuarse a sus negocios en tiempos del Covid-19.

Por Edwin Bercián

Varios negocios a los que acuden regularmente a diario los guatemaltecos han continuado con una cierta normalidad, sin embargo, han cambiado muchas cosas derivado de la pandemia Covid-19 (nuevo) coronavirus.

A un poco más de dos meses desde el anuncio del primer contagio por coronavirus en el país, el Gobierno ha reportado más de 2 mil contagios y 38 muertos.

VIDEO. Giammattei confirma 89 casos positivos de Covid-19; total asciende a 2,001

El presidente indicó que se lamentan tres fallecimientos. Dos en el IGSS y uno en el Hospital de Villa Nueva.

Negocios de visita diaria

Son varios los negocios a los que acuden las personas a diario, al menos en el caso de las panaderías y tortillerías.

Pero también las carnicerías son visitadas con mucha frecuencia, principalmente por las amas de casas, ya que se busca la frescura de las distintas carnes para servir a las familias.

Pero la "nueva normalidad" ha obligado a los propietarios y quienes atienden este tipo de negocios de alimentos a tomar las medidas sanitarias necesarias.

Propietarios opinan

La señora Cristina Noj, quien tiene 35 años de dedicarse a la venta de tortillas, indica que está evaluando poner el negocio en su domicilio derivado a que ha acarreado deudas.

Actualmente debe dos meses del alquiler del local, y la misma cantidad en los servicios de energía eléctrica y agua.

Por otra parte, Noj indica que desde el inicio de la pandemia no ha sido igual. No se puede trabajar con guantes por las altas temperaturas de los comales.

Sin embargo, sí despachan las tortillas colocándose una bolsa en las manos y de la misma forma cobran a los clientes.

Desinfección del molino

Por su parte, Bryan Gaitán, quien trabaja en un molino de nixtamal indica que desde hace dos semanas y todos los días, antes de salir y al entrar a trabajar, desinfecta y lava con cloro y jabón el negocio.

El molino y los alrededores del mismo son desinfectados y sanitizados por Gaitán, y lo mismo sucede con la bicicleta que utiliza para recibir el maíz y entregar la masa.

Despacha con implementos

Doña Florencia Ramírez, propietaria de una carnicería en el mercado La Milagrosa, en la colonia Bethania en la zona 7.

Ramírez utiliza guantes de latex, mascarilla y careta de plástico para atender a sus clientes.

Pero también dota a las personas de gel antibacterial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo