VIDEO. Funerarias "patito" agravan crisis sanitaria por fallecidos de Covid-19

Trabajadores de empresas certificadas reconocen un aumento en las cremaciones por personas con Covid-19. No realizan velatorios.

Por Publinews Internacional

En el país por lo menos cinco de cada 10 casas funerarias operan de forma ilegal, lo que detonaría una crisis sanitaria en el manejo de cuerpos que hayan dado positivo al nuevo coronavirus.

A una semana de que se presente el pico de más contagios por Covid-19 –según estimaciones del gobierno–, la Secretaría de Salud (Ssa) alertó que estas agencias funerarias no tienen un uso adecuado en el manejo de los cuerpos, lo cual podría derivar en un alto riesgo sanitario.

Hombre que sufrió preinfarto escapa de hospital de México por miedo al Covid-19

Los familiares del paciente acusaron al hospital de internar al hombre en un área de pacientes con Covid-19. El hecho ocurrió en México.

VIDEO

Por si fuera poco, el ritmo de muertes por la nueva enfermedad ha ocasionado que agencias clandestinas ofrezcan servicios funerarios a bajo costo y sin las medidas de protección adecuadas, debido a que carecen de personal capacitado, infraestructura y presupuesto.

Además, reportes de autoridades sanitarias han detectado a empresas funerarias que incluso revenden los ataúdes, una práctica que podría derivar en un impacto sanitario grave, debido a las condiciones actuales de la emergencia sanitaria.

Sólo en la Ciudad de México operan en la informalidad casi tres mil agencias funerarias; mientras que 30% cumple a medias con la norma.

Covid-19: Fallecidos deben ser enterrados inmediatamente

El ministro de Salud Pública y Asistencia Social, Hugo Monroy, dio a conocer que hoy se registra otro fallecido por Covid-19. Hasta el momento se contabilizan 3 decesos.

En tanto, según el Consejo Mexicano de Servicios Funerarios (Comesef), del universo que existe de funerarias, sólo una de cada cinco aprueba los requisitos que solicita la Secretaría de Salud sobre instalaciones y el manejo de los cuerpos.

Al respecto, el diputado de la bancada del PRD en el Congreso de la CDMX, Víctor Hugo Lobo, aseguró en entrevista con Publimetro que la falta de permisos y documentación de empresas funerarias trae consigo diversos riesgos, como la exposición a agentes biológicos por mal manejo de un cuerpo.

“Derivado de la manipulación de los cadáveres o de sus fluidos biológicos estos pueden quedar expuestos por la falta de capacitación de personal por casas funerarias que no tienen la capacidad ni el presupuesto, además de la exposición de los trabajadores y personal en general a dichos agentes”, sostuvo el legislador.

La otra contaminación

Especialistas consultados por este diario afirman que la mayoría de los crematorios en la capital del país operan fuera de la ley, lo cual podría generar severos problemas a la salud y empeorar la calidad del aire que respiran los capitalinos.

Según el Comesef, del total de casas funerarias que se encuentran en la capital del país, al menos 5% cuenta con un horno crematorio que opera en la ilegalidad.

Al respecto, el profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Andrés Medina Sánchez, explicó que los problemas de salud por estos agentes pueden ir desde una conjuntivitis hasta síntomas de asma y problemas cardio-respiratorios.

Las normas oficiales de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) estipulan que es ilegal que los hornos crematorios posean una sola cámara con una chimenea y quemadores de soplete.

“Detectamos cuerpos con neumonía atípica antes del primer covid-19”

 Marco A. Morales gerente general de Memorial San Ángel Marco A. Morales gerente general de Memorial San Ángel / Ángel Cruz
  • ¿A ustedes como agencia certificada qué tanto les afectan las funerarias ilegales?

— Nosotros tratamos de llevar al pie de la letra los protocolos de sanidad, mientras que este tipo de negocios exponen a su personal y a su clientela. Si tú vas a un hospital ahorita encontrarás funerarias patito en cada esquina. Los trajes que utilizan ellos los reutilizan hasta seis veces al día.

Aquí en la CDMX contamos con miles de negocios de este tipo, también conocidas como “cajoneras”, por eso es importante poner mucha lupa a este tipo de prácticas, sobre todo porque esta pandemia no va a durar sólo unos meses, hay que aprender a vivir con ella y con las medidas necesarias.

  • ¿Cuál es el aumento de cuerpos que han visto por Covid-19?

— Desde el principio tomamos medidas. Desde febrero pasado nos preparamos con las normas sanitarias pertinentes, es decir, equipo necesario para nuestros trabajadores y evitar contagios al interior.

Desafortunadamente hemos detectado un flujo de cuerpos que tienen que ver con Covid-19; muchos de estos casos están relacionados con diabetes, sobrepeso y de la tercera edad, aunque eso no quiere decir que no hemos recibido a gente joven.

  • ¿Cuándo recibieron el primer caso de un cuerpo con Covid-19?

— Nosotros recibimos el primer cuerpo el 16 de marzo; sin embargo, antes de este caso registramos dos muertes por neumonía atípica; lo atribuyo a que no se estaban haciendo las pruebas aún para detectar el nuevo coronavirus. Por eso, suponemos que el número de muertos por este virus es mucho más grande.

  • ¿Cuántas cremaciones realizan al día?

—De la última semana para acá, recibimos tres cuerpos por Covid-19 al día, aunque dos o tres nos llegan con el registro de neumonías atípicas, suponemos que pueden estar asociados al efecto del virus.

  • ¿Qué otras medidas han tomado los cremadores y trabajadores?

— Nos protegemos desde hace tiempo con caretas y cubrebocas para todo el personal que sanitiza diario todo el inmueble, si llega o se crema un cuerpo con coronavirus toda el área se desinfecta de forma minuciosa.

  • El tema de los velatorios, ¿cómo ha sido?

— Eso es de los más triste para la humanidad, estamos pasando por una época muy difícil y la gente ha llegado a entender que la despedida es un riesgo, estamos muy de acuerdo que la ceremonia de despedidas sean con el menor número de personas posible.

Tenemos que privilegiar la vida, es más conveniente hacerlo después de que el cuerpo ha sido cremado; es complicado y muy triste. La gente ya no ve a su familiar, incluso ya ni siquiera se puede abrir el ataúd. Es bien importante que la gente entienda que esto es real.

Yo que trabajo en una funeraria te puedo decir que el riesgo es grandísimo, nosotros lo estamos viendo a diario; este tipo de sepelios de Covid-19 son demasiado tristes y dolorosos.

En números

  • 8 mil millones de pesos es el valor de la industria funeraria en el país; 50% de estos ingresos provienen de la CDMX.
  • 50% del total de las agencias funerarias que operan en la República Mexicana carecen de los permisos correspondientes, no tienen certificación e incumplen las normas sanitarias con serias irregularidades, como la reventa de ataúdes en hasta en seis ocasiones.

* Con información de Daniel Flores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo