Bukele ordena sellar celdas de pandilleros en cárceles de El Salvador

El mandatario salvadoreño autorizó el fin de semana el uso de la "fuerza letal" para combatir la ola de homicidios atribuida a las pandillas.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Por medio de sus redes sociales, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció que, a partir de esta semana, todas las celdas de pandilleros en las cárceles locales permanecerán selladas, con el fin de evitar que los internos se comuniquen entre sí por medio de señas, en una estricta medida para reducir los índices de violencia en el país centroamericano.

"Ya no se podrá ver hacia afuera de la celda. Esto evitará que puedan comunicarse con señas hacia el pasillo", escribió Bukele en un tuit, acompañado de una serie de imágenes que muestran los trabajos de soldadura dentro de los centros penitenciarios salvadoreños.

"Estarán (los internos) adentro, en lo oscuro, con sus amigos de la otra pandilla", añadió.

En otro mensaje, el mandatario anunció que las fuerzas de seguridad continúan con los operativos para capturar a los cabecillas de las tres principales pandillas de El Salvador, y advirtió que, una vez detenidos, estos "irán a esas celdas selladas".

"El pandillero que ponga resistencia será abatido con fuerza proporcional y posiblemente letal por nuestra fuerza pública".

"Les quedan horas"

En un tercer tuit, Bukele compartió un video en el que aparecen supuestos miembros de la pandilla Barrio 18.

En la grabación, de poco más de dos minutos de duración, los presuntos pandilleros aseguran que lamentan las muertes de salvadoreños provocadas por el coronavirus (COVID-19), y piden a los medios de comunicación y a la Cruz Roja que velen por los derechos de los internos dentro de los centros de detención.

"No es justa la manera en la que están actuando con nuestros compañeros. Si quieren acabar con la violencia en el país, no es la forma correcta; al contrario, con estas acciones van a terminar convirtiendo en un caos el país".

Sin embargo, en su mensaje Bukele advirtió a las pandillas que "dejen de matar inmediatamente, o los que pagarán las consecuencias" serán los miembros de estos grupos.

"Están cerca de ustedes, de sus casas, de sus caletas; les quedan algunas horas", advirtió el mandatario.

Temor en El Salvador

En tanto, el anuncio del gobierno de usar la fuerza letal para combatir las pandillas generó temor entre organismos humanitarios y analistas ante la posibilidad de una escalada de violencia en el país, en medio de una cuarentena domiciliar obligatoria para contener el coronavirus.

Las pandillas rivales, Barrio 18 y Mara Salvatrucha, con unos 70 mil miembros, siembran el terror en comunidades bajo su control, y se dedican al sicariato, el narcotráfico y la extorsión de comerciantes y transportistas.

Antes del fin de semana, el país tenía un promedio de 2.3 homicidios diarios, uno de los más bajos de los últimos años.

Sin embargo, entre viernes y domingo, al menos 50 personas murieron en diferentes puntos del país, en hechos violentos atribuidos a las pandillas salvadoreñas.

En un afán de contener la escalada homicida, el gobierno de Bukele decretó el sábado el estado de emergencia en las cárceles.

Además, las autoridades combinaron en las celdas a los integrantes de pandillas rivales, un hecho que no ocurría desde 2002, cuando se les separó para evitar muertes masivas en las cárceles.

"Vamos a hacer que los pandilleros que cometieron esos homicidios, se arrepientan toda su vida de haber tomado esa decisión", escribió Bukele en otro tuit.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo