Costa Rica alivia medidas contra el coronavirus ante bajo número de contagios

El ministro de Salud, Daniel Salas, anunció la reanudación parcial de actividades con medidas que garanticen el distanciamiento social.

Por AFP

Costa Rica anunció este lunes la autorización limitada para retomar durante dos semanas algunas actividades, como cines y gimnasios, que estuvieron cerrados durante el último mes como parte de las medidas para contener la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19).

El ministro de Salud, Daniel Salas, anunció la reanudación parcial de actividades con medidas que garanticen el distanciamiento social, tras dos semanas de marcada reducción de contagios de la COVID-19.

Coronavirus en Costa Rica AFP

Este alivio de medidas estará vigente del 1 al 15 de mayo, y el 11 de mayo habrá una evaluación oficial para analizar si se puede ampliar su vigor o, por el contrario, si se vuelve atrás en caso de que aumenten los casos de contagio.

"Cuando vamos a lugares públicos, que vamos a ir habilitando, tenemos que permitir distanciamiento y medidas de higiene", indicó Salas en conferencia de prensa.

Anunció que hasta este lunes Costa Rica detectó 697 casos de COVID-19, dos más que la víspera.

En las últimas semanas, el número de nuevos contagios ha sido generalmente de menos de 10 casos por día.

El presidente costarricense, Carlos Alvarado, advirtió que se ha "tenido un éxito relativo pero frágil", por lo que el alivio de las restricciones podrían volver atrás.

Medidas

Los cines y teatros podrán operar entre semana con una distancia de dos metros entre cada espectador, mientras que los gimnasios y escuelas de natación podrán reabrir a 25 % de su capacidad.

Salones de belleza y barberías podrán funcionar a 50 % de su capacidad y solo podrán atender con cita previa.

Los restaurantes actualmente operan a un tope de 50 % de capacidad, lo que continuará, mientras que los bares y discotecas se mantienen cerrados.

Los cursos lectivos seguirán suspendidos, aunque se realizan a distancia donde hay condiciones tecnológicas, mientras que los cultos religiosos siguen sin autorización.

También el acceso a las playas y parques continúa cerrado.

El presidente Alvarado indicó que las actividades laborales que pueden hacerse por teletrabajo se deberán mantener.

Salas citó estudios matemáticos que apuntan que, si la población baja la guardia ante la pandemia, a mediados de julio podría alcanzar más de 30.000 casos activos de la COVID-19, lo que podría desbordar la capacidad de las unidades de cuidado intensivo.

Salas felicitó a la población por el acatamiento de las medidas sanitarias que llevó a reducir el nivel de contagio, pero pidió mantener las normas de higiene y distanciamiento social para eviter un repunte.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo