“Me encantan este tipo de historias”: Natalie Dormer

Se estrena la cuarta temporada de Penny Dreadful: City of Angels, que cuenta con la actriz de Juego de Tronos, Natalie Dormer, como protagonista

Por María Estévez, especial desde Los Angeles

Siguiendo la estela de los años anteriores, Penny Dreadful abandona la era Victoriana de Londres para trasladarse a la ciudad de Los Ángeles en 1938, como nos dijo su creador John Logan durante la presentación de la serie Penny Dreadful: City of Angels en TCA. “Estamos creando un paralelismo entre el siglo XIX y los años 30 del siglo pasado, especialmente ante el crecimiento del extremismo político que nos llevaría a la Segunda Guerra Mundial”.

Natalie Dormer, de 38 años, es la estrella de la serie donde interpreta a un demonio llamado Magda que se transforma en otros 3 personajes de los que no sabe demasiado todavía. La impetuosa Margaery Tyrell de Juego de Tronos y la malvada Anna Bolena de Los Tudor, se atreve con 4 personajes en esta serie de 10 episodios.

En particular, toda la narrativa se desarrolla a partir de eventos reales que ocurrieron en Los Ángeles en 1938, que tiene paralelismos sorprendentes con los problemas actuales  que enfrenta los Estados Unidos. Enmarcado en torno a un asesinato investigado por el nuevo detective Tiago Vega (Zovatto) y su compañero veterano Lewis Michener (Lane), Natalie Dormer entra en la historia interpretando a Magda, una entidad sobrenatural que causa estragos en la vida del conjunto de personajes. En Los Ángeles, en el hotel Ritz, tuvimos oportunidad de conversar con una de las actrices ingleses más de moda en Hollywood.
 
P: ¿Es cierto que interpreta varios papeles en la serie?
R: Es un sueño hecho realidad poder desenvolverme dentro de un personaje que va cambiando de imagen, que se desdobla en varias personas. Me ha tocado ponerme muchas pelucas y soltar libremente al actor que habita en mi.

P: Vuelve a un personaje dentro de una narración de época
R: Sí. Es justo decir que me encantan este tipo de historias. Creo que tienen un efecto positivo en la audiencia porque retratamos momentos del pasado que son un espejo de lo que estamos viviendo en estos momentos. Sí soy honesta, no he hecho tantas piezas de época en mi carrera pero las que he interpretado han tenido tanto éxito que el público y los periodistas solo me recuerdan por ellas.

P: ¿Hay espacio para la improvisación dentro del género de terror?
R:  Sí, definitivamente. Logan es un creador que te permite abrir tu corazón al personaje. Me he sentido muy cómoda interpretando a Magda. Creo que el papel funciona muy bien dentro de la serie, quiero decir que cualquier personaje escrito con calidad te permite improvisar sin importar cual sea el género. Me considero una snob de las películas de terror y me gustan títulos como Los Ojos de Julia, Los Otros o El Orfanato. Me siento atraída por las películas y las series de terror psicológico, terror inteligente.

P: ¿Por qué le gusta el terror psicológico?
R: Una de las razones por las que me convertí en actriz fue por mi obsesión por la condición humana, por la mortalidad, por explorar de forma catártica la existencia. Supongo que podría extenderme en profundidad en esta respuesta, cualquier actor siente la tentación de investigar las distintas emociones del ser humano y no me considero una mujer indulgente o inestable, mi curiosidad forma parte del proceso de la vida. El mundo en el que vivimos es enorme, aterrador e injusto, basta con mirar a nuestro alrededor. Los seres humanos contamos historias para hacernos sentir mejor. La función social de los intérpretes surge de la discusión de nuestros problemas, se trata de cuestionar nuestros problemas y no importa si retrocedes 500 años en el tiempo, o estás hablando de vampiros en Rumania, o zombis en Colombia … cada era y cada cultura tiene sus demonios que sirven para desahogar nuestra angustia. Tan viejo como el tiempo. Así que  cuando una serie de terror es inteligente y bucea en esa herencia provoca mi interés. En realidad, lo que estamos haciendo es tan simple como explorar la condición humana.

P: Tiene una peculiar elección de sus palabras. Se ha descubierto como una mujer muy elocuente
R: Soy actriz. El idioma es mi moneda y tengo capacidad para pensar aunque, para trabajar, me dedique a repetir lo que escriben los guionistas. Soy actriz con formación clásica y es un simple giro del destino que mi carrera mire ahora a Hollywood. En mi corazón sigue muy presente el teatro, porque fue mi primer amor. He sufrido un empinado camino de aprendizaje y ahora, finalmente, después de una década, siento que tengo un poco más de control sobre mi carrera.

Natalie Dormer

P: Cuándo tiene que soltar adrenalina por la tensión acumulada. ¿Qué hace?
R: Dormir. Me encanta dormir, leer, escribir, hacer ejercicio. Me gusta escribir con mi pareja, pero no escribimos en la misma habitación; él se va a un cuarto, yo a otro y luego intercambiamos líneas. Es un proceso personal brutal cuando lo haces con tu pareja.  Notas, notas, notas, notas y borrador tras borrador, hasta terminar un guión. Lo peor es no tomarse las críticas personalmente. Escribir es como volver a aprender de nuevo, como hice cuando empecé como actriz. Sin tomarse personalmente las críticas constructivas, aunque reconozco que es duro.

P: Mencionó antes los monstruos heredados. ¿Cree que es importante enfrentar a los monstruos personales?
R: Por su puesto. Enfrentar las críticas es una manera de enfrentar a los monstruos personales. Soy un gran admiradora de la honestidad. Considero la franqueza como el menor de los males. La comunicación es muy importante y no te niego que yo peco de ser demasiado honesta. La sinceridad mantiene saludable la mente de las personas y lo vemos cuando leemos que los bulos son el problema de nuestros tiempos tecnológicos. Las personas necesitan alzar su voz contra aquello que les da miedo

P: ¿Por qué decidió escapar de las redes sociales si considera tan importante comunicar para no faltar a la verdad?
N: Porque yo comunico a través de mi trabajo, a través del avatar de mis personajes y a través de la escritura. Quiero que este trabajo se mantenga por sí solo sin necesidad de redes sociales.

P: Tiene miedo a las redes sociales
R: No. Cuando tengo algo que decir siempre puedo hacerlo sin miedo. Mi comunicación personal se hace cara a cara porque prefiero el contacto humano.
 
P: ¿Qué destacaría de Penny Dreadful: City of Angels?
R: John Logan me ha hecho un regalo maravilloso con esta serie. Es un sueño para cualquier actor poder representar varios papeles. En cada episodio, Magda se desdobla en dos personas o incluso tres. Pero no voy a hacer spoilers. Tan pronto como supe que Logan estaba escribiendo esta serie, le llamé y me ofrecí para trabajar en ella. Dos semanas después me emocionó con la oferta de liderar esta temporada de la serie.

P: Las actrices de Juego de Tronos están de moda en Hollywood,  no paran de trabajar
R: Sí, la serie se ha convertido en una gran plataforma para todos los actores protagonistas de Juego de Tronos.

 P: ¿Cambió  la serie Juego de Tronos su aproximación a la interpretación?
R: No. Soy una actriz que ha estudiado drama, que se preparó en el teatro clásico. Por un juego del destino mi carrera ha dado un giro distinto. Ahora quiero adentrarme en la dirección y educarme en ese otro aspecto.

P: ¿Se parece en algo a sus personajes?
R: Poco.  Soy una gran admiradora de las relaciones honestas y la franqueza es un mal para los demonios. Contrariamente a Magda, yo peco de sincera, lo reconozco, pero es importante para mi salud mental reconocer siempre lo que siento. Creo que la mentira y las medias verdades son un terrible problema social.

26 de abril

es el estreno de Penny Dreadful: City of Angels en Showtime, con Natalie Dormer, Nathan Lane y Adrianna Barraza al frente del reparto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo