EN IMÁGENES. Con mascarilla, pandemia y nuevas normativas, La Terminal no para

El mercado más grande de la Ciudad contó con gran afluencia de personas, tal como ocurre en cualquier época del año.

En el primer día de obligatoriedad del uso de la mascarilla para evitar la propagación del Covid-19 (nuevo) coronavirus, el mercado La Terminal, en la zona 4 capitalina, contó con un número de personas similar al que se mira cada día del año.

El presidente Alejandro Giammattei anunció el Domingo de Resurrección que el uso de la mascarilla era obligatorio. Habrá multa para quienes no adopten esta medida.

Multa por no utilizar mascarilla podría ser de hasta Q150 mil

La Terminal no para…

Este Lunes de Pascua se pudo observar gran afluencia de personas en el mercado portando sus mascarillas.

[metroimage ids=”10-140692,10-140693,10-140694,10-140696,10-140697″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

La Terminal es el mercado más grande de la Ciudad. El que mueve millones de quetzales diariamente a pesar de la pandemia o cualquier situación adversa.

Alberga a cerca de 4, 500 locatarios que comercian infinidad de productos, desde verduras hasta herramientas.

Viven en el mercado, literalmente

Sin embargo, para varios comerciantes y locatarios, esta medida solo se suma a su cotidianidad. Muchos de ellos prácticamente viven en el mercado a diario.

Tal es el caso de José Odilio Raymundo Cardona, quien tiene 15 años de vender todo tipo de fruta. Desde que comenzó el toque de queda no ha visto a su familia que se encuentra en Jalapa.

[metroimage ids=”10-140678″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Por su parte, Bryan Rodríguez, vendedor de limones, debe esperar a descargar su mercadería después de la 1 de la tarde, por lo que se queda a dormir en su negocio para estar listo a las 4 de la mañana para empezar con la venta. Vive en la zona 6 de Mixco con su esposa y se moviliza en Uber a su hogar.

[metroimage ids=”10-140679″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Margarito Pereira, de 50 años, es de El Progreso y duerme en su negocio porque tiene que descargar sandía después de la 1 de la tarde, cuando el mercado está cerrado.

Tiene un pequeño colchón arriba de su negocio donde pasa desde las 4 de la tarde a las 4 de la mañana, cuando se levanta el toque de queda y comienza su día de venta.

[metroimage ids=”10-140680″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Se trasladan

En el caso de Manuel Baldomero López, de 43 años, sale desde Chichicastenango a las 4 de la mañana para dirigirse a La Terminal a vender limones.

[metroimage ids=”10-140681″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

El caso de Bonifacio Ixchop, de 43 años, es similar. Llega al mercado desde Villa Nueva junto con su hijo y después se incorpora su esposa.

Se movilizan en moto y salen de su hogar a las 4 de la mañana para poder vender piñas en su local.

[metroimage ids=”10-140682″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Adoptan medidas

Al respecto de la emergencia por la pandemia Covid-19, la Municipalidad de Guatemala, quien administra el mercado, indica que persisten los equipos de trabajo para tomar las medidas adecuadas sanitarias.

Estos hacen labores de limpieza y fumigación de los mercados municipales.

Por otro lado, también se da a conocer que la Central de Mayoreo (Cenma), los 23 mercados municipales y 15 satelitales, mantienen el abastecimiento de productos en horario de 6:00 a 12:00 horas.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.