México descubre barra de oro en un botín que perteneció a Hernán Cortés

Los investigadores presumen que la barra de oro es pieza clave del tesoro que Hernán Cortés tenía de Moctezuma.

Por Yuly Pérez

Un nuevo estudio reveló esta semana que la barra de oro hallada en el centro de Ciudad de México en 1981 perteneció al botín de guerra que llevaban los conquistadores españoles encabezados por Hernán Cortés al huir de la Gran Tenochtitlán en 1520.

La pieza fue hallada por un trabajador durante las excavaciones para una construcción. El oro había permanecido en el ministerio por casi cuatro décadas.

El análisis con fluorescencia de rayos X realizados por físicos arrojaron evidencias de que la pieza corresponde a la época. Además, contiene las características del oro que los españoles arrebataron a los aztecas. La información fue confirmada por el mexicano Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

"Las características propias de la barra metálica (…) coinciden con bastante exactitud a las referidas en fuentes históricas", señala el INAH en un comunicado.

Cortés perdió el tesoro de Moctezuma

El 30 de junio de 1520, Hernán Cortés y sus huestes huyeron del islote, ahora desaparecido, donde se erigía la Gran Tenochtitlán, capital del imperio azteca. Llevaban consigo, según los relatos, el valioso tesoro del emperador Moctezuma.

"Este lingote es una pieza clave en el rompecabezas de ese suceso histórico. Coincide con la descripción que (el conquistador español) Bernal Díaz del Castillo hizo de los 'tejos de oro' que se obtuvieron de la fundición del 'Tesoro de los antepasados de Moctezuma"", señala el INAH.

Sin embargo, en la carrera a caballo y acechados por los aztecas, los españoles perdieron el tesoro en un camino. Este debería ser una carretera que conduce al norte de la ahora megaurbe.

Hernán Cortés Twitter

La barra de oro, de casi 2kg de peso, fue encontrada el 13 de marzo de 1981. En ese tiempo se llevaba a cabo la construcción de unas oficinas gubernamentales ubicadas precisamente sobre una avenida que antaño era el camino del norte.

Cortés consiguió resguardarse a unos kilómetros de Tenochtitlán. Fue bajo un frondoso ahuehuete, bautizado como "el Árbol de la Noche Triste". De este aún quedan vestigios. Ahí fue donde Cortés lloró la derrota de sus tropas ante los aztecas.

El arqueólogo Leonardo López Luján estuvo al frente de esta nueva investigación.

La barra de oro es un "dramático testigo material de la conquista española y testimonio arqueológico único de la llamada 'Noche triste"".

Los españoles, aliados con otros pueblos prehispánicos hostiles a los aztecas, finalmente vencieron y la Gran Tenochtitlán cayó el 15 de agosto de 1521.

Sin embargo, el tesoro de Moctezuma jamás fue recuperado.

*Con información de AFP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo