Condenado a cadena perpetua por violar a más de 130 hombres en el Reino Unido

El hombre fue denominado por la Fiscalía de la ciudad inglesa de Mánchester como el "máximo violador en la historia legal del Reino Unido".

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Reynhard Sinaga, de 36 años, fue condenado esta semana a cadena perpetua en el Reino Unido, acusado de violar y abusar sexualmente de al menos 136 hombres.

Sinaga, denominado por la Fiscalía de la ciudad inglesa de Mánchester como el "máximo violador en la historia legal del Reino Unido", habría cometido todos estos abusos en un lapso de dos años y medio.

Pese a que ante los tribunales solo se presentaron 48 casos durante los cuatro juicios que se han llevado a cabo a puerta cerrada, las autoridades encontraron en su pequeño apartamento material de otras víctimas, entre archivos de video, documentos de identidad, teléfonos móviles y billeteras, según El Tiempo.

Reynhard Sinaga Reynhard Sinaga. / AFP

"El condenado es un individuo altamente peligroso, astuto y embustero y nunca será seguro que quede en libertad", indicó la jueza Suzenne Goddard, antes de sentenciar a Sinaga, que estaba detenido desde junio de 2017.

Así atacaba

Según las investigaciones, Sinaga abordaba a sus víctimas en bares de la ciudad de Mánchester. Las drogaba con ácido gamma-hidroxibutrírico (GHB) y luego abusaba sexualmente de ellas y lo grababa todo en video.

Durante el juicio, los fiscales, citados por La Vanguardia, explicaron que el acusado no tenía una actitud amenazante.

De hecho, era descrito como un buen estudiante, muy popular y social, y había recibido hasta cuatro títulos universitarios, cursando incluso un doctorado.

se hacía amigo de hombres jóvenes, que en muchos casos estaban bajo los efectos del alcohol, y les ofrecía su apartamento para pasar la noche.

Una vez allí, los agredía y grababa los abusos.

Según medios, para ganar la confianza de las víctimas, usaba la fachada de voluntario de una iglesia anglicana ubicada en el barrio de Rusholme.

Sin embargo, su modus operandi quedó al descubierto cuando uno de los agredidos, un joven de 18 años que recuperó la conciencia en medio de la violación, logró escapar y se llevó consigo el teléfono del atacante.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo