VIDEO. Multitud de manifestantes asalta la embajada de Estados Unidos en Bagdad

Desde hace meses, los dirigentes iraquíes piden a sus aliados estadounidense e iraníes que no conviertan su país en un campo de batalla.
PUBLICIDAD ABOVE SINGLEPOST CONTENT

Miles de simpatizantes de los paramilitares iraquíes proIrán entraron por la fuerza este martes en la embajada de Estados Unidos en Bagdad. Fue durante una protesta por los bombardeos estadounidenses en Irak, en una acción “orquestada” por Irán según el presidente Donald Trump.

El presidente estadounidense acusó a Irán de ser “plenamente responsable” del ataque inédito contra la embajada estadounidense y dijo que esperaba que el poder iraquí proteja a la delegación.

[mediastream url=”https://mdstrm.com/embed/5e0ba7d03a93ac10dc262351″ player=”5dde9b4eb75880076b912fd0″ ]

El secretario de Estado, Mike Pompeo, advirtió a los dirigentes iraquíes que Washington “protegerá” a los estadounidenses. Asimismo, el Pentágono ya anunció el envío de refuerzos para proteger la cancillería.

Washington descartó, en cambio, este martes evacuar su embajada en Bagdad. “El personal estadounidense está a salvo y no ha habido infracciones. No hay ningún plan para evacuar la embajada en Bagdad”, aseguró un portavoz del departamento de Estado en una declaración comunicada a la prensa.

El embajador estadounidense, Unis Matt Tueller, ausente por un “viaje personal”, se disponía a regresar a la cancillería en la capital iraquí, añadió.

Toman la embajada

Los manifestantes se rebelan contra los bombardeos que Washington realizó el domingo en el oeste de Irak, y en los que murieron 25 combatientes de las brigadas del Hezbolá, grupo armado chiita iraquí miembro de las Fuerzas de Movilización Popular, coalición de paramilitares dominada por facciones proIrán integradas en el ejército iraquí.

[metroimage ids=”10-133018″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Los miles de manifestantes y partidarios de estas fuerzas, que participaban en el cortejo fúnebre de los combatientes abatidos, lograron atravesar los puestos de control de la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran la embajada estadounidense e instituciones iraquíes.

A continuación, invadieron el vestíbulo donde la seguridad de la embajada controla a los visitantes, quemaron instalaciones de seguridad en el exterior, arrancaron cámaras de vigilancia, tiraron piedras contra las torretas de los guardias y cubrieron los cristales blindados con banderas de las Fuerzas de Movilización Popular y de las brigadas del Hezbolá.

Desde el interior del edificio, las fuerzas estadounidenses primero realizaron algunos disparos de balas reales al aire y después lanzaron granadas lacrimógenas y aturdidoras para dispersar a los manifestantes. Las Fuerzas de Movilización Popular dieron cuenta de 62 heridos.

*Con información de AFP.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.