Venezuela acusa al presidente de Colombia de patrocinar asalto a destacamento

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, aseguró que el ataque del domingo fue "protegido, financiado y cubierta su logística por el gobierno de Iván Duque".

El gobierno de Venezuela acusó este lunes al presidente de Colombia, Iván Duque, de haber “patrocinado” el asalto a destacamento del sur del país, para desatar un incidente que “justificara” una intervención militar de Estados Unidos.

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, aseguró que el ataque del domingo en el estado Bolívar fue perpetrado por un “grupo de desertores (de la Fuerza Armada venezolana) protegido, financiado y cubierta su logística por el gobierno de Duque“.

El ministro volvió a vincular a los gobiernos de Brasil y Perú con los hechos, en los que murió un militar de 21 años y fueron robados fusiles.

Temprano, el gobierno del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, negó cualquier implicación.

Rodríguez sostuvo que los atacantes robaron 120 fusiles de “alta potencia” y nueve lanzacohetes RPG.

Seis asaltantes fueron detenidos y la mayoría de los fusiles y las demás armas fueron recuperados.

La intención para robarse esos lanzacohetes era (…) eventualmente derribar un helicóptero o un avión militar de la Fuerza Armada colombiana o incluso actuar en contra de un avión civil en territorio colombiano para luego decir que se habían utilizado cohetes RPG de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela“.

Esa era la instrucción que recibieron estos desertores, seguir actuando en todo tipo de acciones terroristas en Venezuela, pero también montar un falso positivo que sirviera de ‘casus belli’, de causa de guerra, para que Estados Unidos, su gobierno, pudiera intervenir militarmente en Venezuela“, añadió.

Asalto a destacamento en el sur de Venezuela deja un militar muerto

Involucra a Gilber Caro

Rodríguez también involucró con el plan al diputado opositor, Gilber Caro, cuyo arresto denunció la oposición el pasado viernes.

Es la tercera vez que Caro es detenido.

Según el gobierno de Nicolás Maduro, los desertores fueron entrenados en la ciudad colombiana de Cali (suroeste) y de allí viajaron por carretera a Ecuador (a cuyas autoridades Caracas pidió explicaciones), Perú y finalmente a la localidad brasileña de Pacaraima, donde recibieron “instrucciones y planificación“.

En territorio peruano habían obtenido “apresto logístico“, dijo Rodríguez.

Maduro ya acusó en el pasado a Duque y al antecesor de este, Juan Manuel Santos, de fomentar un conflicto con Venezuela e incluso planificar su asesinato.

Colombia y Estados Unidos lideran la presión internacional para expulsar del poder a Maduro, a quien tildan de “dictador“, al tiempo que reconocen al opositor y jefe parlamentario Juan Guaidó como mandatario interino, al igual que Brasil y Perú y Ecuador.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.