Vecinos de Regalito de Dios y Nueva Esperanza se rehúsan a desalojar

Debido a que algunas familias de los asentamientos en Ciudad Peronia se rehúsan a abandonar sus viviendas, las autoridades podrían utilizar la fuerza pública para desalojarlas.

Por Álvaro Alay

Debido a que algunas familias de los asentamientos en Ciudad Peronia se rehúsan a abandonar sus viviendas, las cuales están en alto riesgo por el reciente deslizamiento de tierra que ocurrió, las autoridades podrían utilizar la fuerza pública para desalojarlas.

El viento lleva consigo cortinas de polvo que envuelven las paredes que hace una semana conformaban viviendas en los asentamientos Nueva Esperanza y Regalito de Dios, en Ciudad Peronia, en la zona 8 de Villa Nueva. Después del deslizamiento de tierra, los vecinos se llevaron las puertas, ventanas y hasta las láminas.

Desde Peronia

Sin embargo, únicamente fueron las familias que quedaron en la cúspide de la pendiente las que decidieron abandonar sus viviendas. Los otros vecinos no se quieren retirar.

Carmela Gonón, quien lleva alrededor de 10 años de vivir en Regalito de Dios, observa cómo algunos trabajadores de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y de la Municipalidad de Villa Nueva recorren las calles empolvadas.

“No tenemos a dónde irnos, dicen que nos vayamos con algún familiar, pero en las casas de a la par viven mis hermanas”, indica doña Carmela que está pendiente de su hijo que juega con otros niños en un sofá que está olvidado en el callejón principal, pero a pocos metros de la pendiente.

Ronald Lemus vive junto con su esposa en el asentamiento Nueva Esperanza y no tienen planeado abandonar su vivienda debido a que no tienen a dónde irse a vivir.

Refugio improvisado

El graderío del campo de futbol que se encuentra a escasos 50 metros de los asentamientos fue utilizado para improvisar un albergue, en el cual unas 20 familias residen.

“Nosotros vivimos en Nueva Esperanza y tenemos miedo que los deslizamientos continúen y se vaya nuestra casa”, comenta Cecia Albeño mientras le cambia el pañal a su hijo de un año, su perro Rambo le hace custodia al pie de la colchoneta que está en el albergue.

Elena Sajché, quien amamanta a su bebé en un viejo sofá, el cual también cumple la función de cama, comentó que hasta el momento no han recibido ayuda de las autoridades y por ello improvisaron el refugio.

Las personas indican que la inclemencia del clima y el polvo les afecta, así como la falta de servicios sanitarios, pero no tienen otro lugar para ir a vivir. Por ello están a la espera de que las autoridades instalen albergues y les den una solución a los inconvenientes.

“El deslizamiento en Ciudad Peronia ocurrió por varios factores”

Esto comentó David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres:

Desde el año 2001 emitimos recomendaciones y en ellas se catalogaban estos dos asentamientos como de alto riesgo, debido a que no debían haber viviendas en menos de cien metros de distancia de todos los ríos y quebradas que conforman la cuenca de los ríos Villalobos, Michatoya y Platanitos, y la cuenca del lago de Amatitlán.

Específicamente, en estos asentamientos se llevaron a cabo siete evaluaciones y fueron varios factores que generaron el deslizamiento, entre ellos una caída de agua que no tenía las condiciones adecuadas.

Asimismo, se observaron basureros clandestinos, los cuales provocan humedad en los taludes. Por último, la migración, debido a que muchas personas invaden terrenos cercanos a barrancos y luego venden esas propiedades.

Características del estado de Calamidad

  • Atender los daños y prevenir riesgos en la zona afectada.
  • Limitar el derecho de libre locomoción, cambiar o mantener la residencia de las personas en los lugares afectados.
  • Impedir la circulación de vehículos, así como de personas en las zonas afectadas.
  • Asegurar la prestación de los servicios públicos básicos y esenciales.

Trámite de solicitud

  1. El pasado lunes el presidente, Jimmy Morales, solicitó que se declaré estado de Calamidad.
  2. Ayer se publicó el decreto gubernativo 5-2019, en el diario oficial.
  3. El Congreso no ratificó de urgencia nacional el estado de Calamidad, por lo que será en tercera lectura.
  4. Al aprobarse el estado de Calamidad, se podrá utilizar a la fuerza pública para desalojar a los vecinos de los asentamientos.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo