FOTOS. Ecuador, paralizado por protestas contra el alza al precio del combustible

La paralización de actividades y las protestas afectan a todo el país; el gobierno anunció la suspensión de las clases ante el paro de transportes.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Ecuador amaneció este jueves con fuertes protestas y un paro nacional de transporte, en rechazo al aumento al precio del combustible y a las reformas económicas implementadas por el gobierno del presidente Lenín Moreno.

Los manifestantes rechazan las alzas de hasta 123 % a los costos de los combustibles, cuyos millonarios subsidios fueron eliminados en función de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Hoy el Ecuador está viendo cómo un grupo particular defiende sus intereses y paraliza el país", lamentó el ministro de Economía, Richard Martínez.

"Lo que estamos haciendo es sincerar los precios, retirar un subsidio, un regalo que estaba haciendo el Estado".

La falta de autobuses y taxis en Quito era notoria durante la mañana del jueves, y al sur de la ciudad varias vías habían sido bloqueadas con llantas encendidas.

Protestas en Ecuador AFP

En algunas zonas se registraron enfrentamientos entre inconformes y fuerzas de seguridad, e incluso se reportaron agresiones en contra de la prensa.

Mientras tanto, miles de ecuatorianos se las ingeniaban para movilizarse hacia sus lugares de trabajo a través del sistema municipal de transporte, el cual operaba con normalidad, aunque sin darse a basto.

Una situación similar se registraba en Guayaquil, en el suroeste y núcleo comercial del país.

"Mientras no se dé marcha atrás en las alzas de los combustibles, nosotros no dejaremos de protestar", dijo Carlos Guzmán, dirigente de una cooperativa de taxis que se manifestaba en La Marín, en el centro viejo de Quito.

Organizaciones de indígenas y sindicales también prevén protestar contra los aumentos de los combustibles, que hasta el miércoles eran los más baratos y más utilizados en Ecuador, que afronta problemas económicos.

La cotización del galón americano de diésel pasó el jueves de 1.03 dólares a 2.30 dólares, y la de gasolina corriente, de 1.85 a 2.40 dólares.

*Video de AFP

Derogatoria de alzas

La medida es parte de reformas tributarias y laborales que el gobierno impulsa en función del acuerdo con el FMI para conseguir créditos por 4 mil 209 millones de dólares, en medio de serios problemas financieros.

El sector del transporte demanda que se dejen sin efecto los aumentos, o compensaciones económicas.

"Que reconsidere (Moreno) y derogue" los aumentos, declaró Abel Gómez, líder nacional de los transportistas.

Por su parte, el ministro de Transporte, José Martínez, que el gobierno analiza ajustar "levemente" los pasajes de autobuses provinciales, mientras que la revisión de las tarifas urbanas corresponde a los municipios.

El gobierno también aumentará en 15 dólares bonos económicos mensuales que entrega a más de un millón de personas en situación de vulnerabilidad (de 50 a 150 dólares).

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo