Dos capturados en Petén por tala ilegal de árboles

Los hombres fueron sorprendidos en la Laguna del Tigre con una motosierra y una escopeta de 12mm.

Por Ivonne Gordillo

Dos hombres fueron capturados este viernes señalados de tala ilegal de árboles y portación ilegal de armas.

Según indican las fuerzas de seguridad, agentes de Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica, División de Fuerzas Especiales de Policía y personal del Consejo Nacional de Áreas Protegidas, realizaban un patrullaje para evitar la tala de árboles y la caza de animales silvestres en el sureste del Biotopo protegido de la Laguna del Tigre, municipio de San Andrés.

En ese lugar fueron sorprendidos Nery Rubelse Arévalo Vásquez, de 29 años, y William Antonio Carrera Felipe, de 27, con un arma de fuego tipo escopeta 12 mm, una motosierra y una munición para escopeta 12.

De acuerdo con la PNC, estas personas son señaladas de la tala de árboles en esa zona protegida. Además, carecían de la licencia de portación de arma.

Área protegida

El Biotopo de Laguna del Tigre, ubicado en el municipio de San Andrés, en el norteño departamento de Petén, es un área protegida de al menos 48 mil 372 hectáreas.

Fue registrado como área protegida, dentro del Parque Nacional Laguna del Tigre (parte de la Biosfera Maya), en el año de 1986 con la finalidad de procurar la conservación de la flora y fauna silvestre.

De acuerdo con el código penal de Guatemala, en el artículo 347 D de Protección de los bosques, se indica que se podrá imponer prisión de dos a diez años al que realice una tala ilegal de bosques, para su comercialización o exportación sin autorización estatal.

Leonardo DiCaprio pone sus ojos en Guatemala y pide detener la deforestación

Por medio de su Instagram, el actor estadounidense hizo un llamado a proteger los bosques, además se mostró preocupado por la situación de la Reserva de la Biósfera Maya.

"Además de la pena de prisión, se impondrá una multa de doscientos a siete mil quetzales por cada árbol talado, comercializado o exportado. La pena será de cinco a quince años de prisión y multa de mil a diez mil quetzales si se tratare de una especie en vías de extinción o si la tala se realizare en un área protegida o parque nacional", señala el mencionado artículo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo