5 claves que renuevan la moda masculina

Si es demasiado extravagante lo que ves en un desfile y no te lo pondrías ni muerto, acá te mostramos cómo se traduce todo para que no le temas a la diversión.

Por Luz Lancheros

Aunque las pasarelas son conceptos artísticos, no deja de existir cringe: esas piezas maxi, de colores, audaces, no son para todo el mundo. Sobre todo si eres hombre y en tu contexto de “macho alfa”, los colores sobrios y las siluetas de siempre demarcan identidades tradicionales o, simplemente, son una solución práctica al acto del vestir.

Pero hay marcas y personas que poco a poco han querido ir más allá y aunque sin recuperar el fasto de antaño, sí introducir elementos que te permitan explorar tu estilo personal de una manera un poco menos llamativa y sutil. Marcas como Soloio, tienda premium española de moda para hombre, han triunfado con prints y complementos audaces, pero que hagan sentir cómodo al hombre que quiere ir más allá sin irse al extremo.

Metro habló con Alejandra Brizio, su directora creativa, sobre cómo la marca ha manejado esa gran renovación de la moda masculina y cómo ha construido poco a poco un consumidor menos temeroso al riesgo.

Pasarelas extravagantes

Muchos hombres se asustan al ver tantas piezas dispuestas de una manera en que no entienden, o de plano, muy llamativa. Por eso, lo que ofrece Alejandra a quien busca moda en lo masculino es diseño y diferenciación, con un toque de lo que se ve en los grandes desfiles.

“Para mí, la pasarela es arte. En realidad, eso cuela poco al día a día. No es algo que realmente se haga para la cotidianidad, pero es para que la gente pueda pensar y confiar en una marca que puede hacer creación a otro nivel. Lo que hacemos acá son prendas con pocas piezas. En corbatas hacemos siempre nuevas, así como en vestido de baño. Y los prints son propios. Y a veces tenemos el problema de que nos copian, porque a veces tenemos una maquinaria enorme de diseño. Con los trajes hacemos prints, pero están confeccionados en Nápoles. Es una forma en la que el consumidor puede tener una pieza única, una prenda que es de diseño. Y que de esta manera, pueda dar un paso con una pieza sencilla, porque si a veces te cuesta ponerte un estampado, es mucho más fácil con una prenda conocida. De esta manera te atreves y te sientes seguro para dar el siguiente paso. Quizás un pantalón.

Confianza en el color 

Soloio es una de las marcas especializadas en el color. Y está en una época donde usar camisa rosada está normalizado. O al menos, aspira a serlo: “eso está cambiando mucho, porque el hombre está empezando a hacerse la pregunta de por qué el vestido tiene que ser tan aburrido. Y por qué tiene que tener solo un criterio de género cuando hay ya más aceptación. Por eso, la libertad es un grito y lleva a la apertura mental. Y al hecho de plantearse cosas nuevas, aprenderse una imagen visual diferente, más acorde con tu esencia y eso es lo que nosotros queremos. Nuestra misión es despertar a través del vestirse ( la manifestación artística más inmediata que hacemos, nos guste o no ) expresiones que no sabíamos que ni existían. Por eso está lejos de ser banal”, explica.

Tipos de consumidores 

Algunas marcas han tomado ese desesperado aire millennial y a toda costa lo reflejan en campañas, desfiles y activaciones. Por su parte, Soloio quiere llegar a más gente que ame el riesgo. “Somos muy osados. Hay diversidad en la empresa. Lo que pretendemos es llegar a un cliente que tenga las fuerzas y las ganas de evolucionar. Sea un niño de 15 años o un señor de 90, con ese espíritu de seguir. No me gusta limitar al target. Nos gusta que nos adoren todos, el que ama el arte, las piezas únicas, que entiende una pieza conserva todo su espíritu. A mí me encanta que se pueda sentir la originalidad de una pieza. Desde el momento que hacemos el print y lo concretamos (en talleres con buenas condiciones, porque las personas dejan su huella emocional de la prenda), que en la tienda los vendedores entiendan su historia y puedan hacerla vibrar para que el cliente la disfrute. Ahí termina mi misión”, enfatiza.

Sobreviviendo en el reino del athleisure

Si bien hay marcas de athleisure triunfando por todos lados, los hombres siguen comprando las mismas cosas. Entre ellas, los trajes, indispensables. “Tengo un traje que es un lienzo para que el carácter que le da al look la corbata o el pañuelo de bolsillo sobresalgan más. No me pongo ese problema, porque puedes llevar el mejor traje, pero siempre te recordarán por la corbata”, explica Brizio, recalcando que el fuerte de Soloio son sus complementos.

¿Ha renacido la elegancia masculina? 

“El hecho de que no se preocuparan es inusual en la Historia. Si ves en la Historia del vestir, incluso los hombres se han preocupado más por producirse, incluso que las mujeres. Llevaban plumas, hace tiempo, brocados. Sus chaquetas y uniformes fantásticos. Eso está dentro de ellos. Hemos pasado la Edad Media del hombre y hemos llegado al Renacimiento”.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo