Hombre que tomó como rehenes a pasajeros de un bus en Brasil, abatido por la policía

Autoridades intentaban negociar con el secuestrador que, según medios locales, tenía una pistola y un bidón de gasolina, cuando francotiradores de la policía le dispararon.

Brasil vivió momentos de pánico la mañana de este martes, luego de que un hombre mantuviera durante casi cuatro horas como rehenes a los pasajeros de un bus en el puente que une a Rio de Janeiro con la ciudad de Niteroi.

En el interior del autobús viajaban 31 personas, de las cuales seis fueron liberadas al inicio de la toma de rehenes, según indicaron fuentes oficiales citadas por la AFP.

Numerosos agentes policiales rodearon el vehículo e intentaron negociar con el secuestrador, que según medios locales llevaba una pistola y un bidón de gasolina.

El incidente, que inició a eso de las 05:30 (hora local), provocó además caos vehicular entre Niteroi y Rio de Janeiro.

[metroimage ids=”10-121337″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Secuestrador, abatido

Tras casi cuatro horas de tensión, autoridades brasileñas tomaron la decisión de abatir al secuestrador.

Francotiradores de la policía dispararon en contra del sospechoso, cuando se llevaban a cabo las negociaciones con el equipo especial.

Fue necesario disparar“, declaró el coronel Mauro Fliess a la cadena televisiva Globo.

[metroimage ids=”10-121339″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Tras conocerse el desenlace de la emergencia, se escucharon aplausos de la muchedumbre y curiosos presentes en el lugar, señala la AFP.

La prioridad absoluta es la protección de los rehenes“, tuiteó poco antes el gobernador del estado de Rio de Janeiro, Wilson Witzel.

Idealmente, todos debían salir con vida, pero preferimos salvar a los rehenes. Determiné que la Secretaría de Victimización se encargara de los rehenes y de la familia del secuestrador. Mi papel como gobernador es hacer que todo funcione, evitando problemas para la sociedad“, explicó Witzel en otro tuit.

De momento, se desconocen los motivos que tuvo el secuestrador para llevar a cabo la toma de rehenes.

Otros casos

El secuestro de autobuses tiene algunos precedentes en Brasil, y específicamente en Rio de Janeiro.

En agosto de 2011, uno de ellos dejó tres heridos en pleno centro de la ciudad.

En junio de 2000, una rehén fue asesinada y el atacante falleció tras ser abatido por las autoridades brasileñas. Ese hecho incluso inspiró una película.

*Con información de AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.