El pincho de rata: el aperitivo que causa sensación en Camboya

El delicioso y económico tentempié sigue ganando adeptos. Cada pincho tiene un costo de entre 0.25 a 1.25 dólares, según el tamaño del roedor.

Por Ivonne Gordillo

Ratas de campo aderezadas con especies de asan lentamente sobre las brasas para alegría de los locales.

Los habitantes de Battambang, en Camboya, se ven seducidos por ese "delicioso" y económico aperitivo.

Ma Lis vendía apensar unos kilos de roedores a diario, cuando abrió su puesto al borde de la carretera a unos 10  kilómetros de esa pequeña ciudad. Hoy, le compran alrededor de 20 kilos, el equivalente a 60 grandes roedores.

Y durante el Año Nuevo, en abril, o el Festival del Agua en el otoño boreal, puede vender hasta 60 kilos diarios.

"Estas ratas gozan de mejor salud que el cerdo o el pollo (…) Se alimentan de raíces de loto y de granos de arroz", explica mientras da la vuelta a la carne en la parrilla.

Cada pincho cuesta ente 0,25 y 1,25 dólares. El precio varía según el tamaño del animal.

Una verdadera plaga

Las ratas, una verdadera plaga para los cultivos, se cazan en los arrozales de los alrededores.

Cada tarde, Chuom Choen, como otros cazadores, tiende trampas de bambú en los arrozales a unos 15 kilómetros de su casa.

Por la noche, inspecciona los cebos con una linterna frontal y al amanecer sale a proponer sus presas a los vendedores locales.

VIDEOS. ¡De terror! Los cocodrilos se adueñan de las inundadas calles de India

El video de uno de estos reptiles emergiendo del agua para atacar a un perro se hizo viral en las redes sociales.

"Cuando tengo suerte, cazo 5 kilos de ratas por noche", cuenta y precisa que este trabajo le da entre 5 y 17 dólares diarios.

"Los propietarios de los arrozales están contentos de que cacemos estos roedores porque se les comen todo el arroz" y causan importantes pérdidas.

Bajo el régimen de los Jemeres Rojos (1975-1979), las ratas eran consideradas, como las ranas, tarántulas y otros insectos, un alimento de supervivencia en un país que pasaba hambre.

Desestimadas tras la caída de ese régimen ultramaoísta, actualmente han vuelto a ganar adeptos.

"Son deliciosas, como el pollo o el buey", señala un cliente, Yit Sarin.

Serpiente cae en Parlamento y ahuyenta a diputados

Los diputados tuvieron que salir corriendo y suspender los debates de leyes. La serpiente fue sacrificada.

Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo