Detienen a 19 personas vinculadas a la mafia siciliana en EE. UU. e Italia

Las autoridades asestaron este miércoles un duro golpe a la "Cosa Nostra", en una operación conjunta contra históricas familias de la poderosa organización criminal siciliana.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Unas 19 personas fueron detenidas este miércoles en una vasta operación de la Policía de Italia y el FBI de Estados Unidos, contra familias de la mafia siciliana conocida como la "Cosa Nostra".

Más de 200 policías fueron movilizados para la operación, llamada "New Connection".

Entre los detenidos figura Thomas Gambino, considerado por el FBI como una figura clave de la organización.

La de Gambino es una de las cinco familias italoamericanas de Nueva York que por decenios controló el crimen organizado en esa ciudad.

Thomas Gambino detenido en Italia Thomas Gambino. / AFP

De origen siciliano, su poder se extiende a otras regiones gracias a actividades como juegos de azar, usura, manejo de sicarios, violaciones de vertidos tóxicos, corrupción, secuestro y blanqueo de dinero.

En Palermo, capital de Sicilia, la policía antimafia ordenó la captura de varios miembros involucrados con la familia Inzerillo, según explicó el fiscal Roberto Tartaglia.

Para los investigadores, la familia Inzerillo, enemiga acérrima del despiadado "padrino de todos los padrinos", Salvatore "Toto" Riina, estaba tratando de reactivar su poder dentro de la organización, tras la muerte del capo en 2017.

Francesco Inzerillo detenido en Italia Francesco Inzerillo. / AFP

Los detenidos, entre ellos el alcalde de la siciliana Torretta, Salvatore Gambino, han sido acusados de asociación mafiosa, extorsión y fraude, entre otros delitos.

"Unos perdedores"

Durante la operación fueron secuestrados bienes por 3 millones de euros y allanadas las residencias de Calogero Zito, en Nueva Jersey; Thomas Gambino, en Staten Island (Nueva York), y Simone Zito, en Filadelfia.

"Con esta operación hemos agarrado a un grupo de mafiosos que hacía parte de la historia de Cosa Nostra", comentó el jefe de la policía de Palermo, Renato Cortese.

"Eran los perdedores y habían tenido que huir para que no los mataran sus enemigos, los de Corleone. Siguen siendo unos perdedores ante el Estado", añdió.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo