Familiares de una de las menores muertas en Texas, EE.UU., piden apoyo a autoridades

Este día llegaron a la sede del consulado de México en Quetzaltenango

Por David Alvarado

Los días transcurren y los familiares de la mujer y tres menores que murieron en Texas, Estados Unidos, continúan buscando respuestas.

Este día familiares de una de las menores originaria del caserío El Reparo llegaron a la sede del consulado mexicano en Quetzaltenango.

Hasta el momento se desconocen los detalles de la forma en la que estas personas perdieron la vida en su ruta hacia el “sueño americano”.

La muerte de su nieta

Amelia Sapón, es madre de Jackelin Mareiry Reyes Sapón, de 19 años, una mujer que intentó llegar a Estados Unidos junto a su hija.

La menor de un año y 10 meses murió en el trayecto hacia ese país por causas que aun no han sido establecidas.

“Es tremendo el dolor que sentimos”, señala la abuela de la niña.

Causas de la migración

Al preguntarle por que decidió viajar su hija, la mujer relata entre lagrimas que su yerno se encuentra en ese país.

Hasta el momento suponen que el guía o “coyote” que las acompañaba los abandonó en el trayecto y se perdieron.

El cuerpo de su nieta fue encontrado sin vida junto al de otros dos menores y una mujer.

En tanto, su hija fue trasladada a un centro asistencial y según se sabe podría estar bajo custodia federal.

“No he tenido comunicación con ella, solo se que está muy mal y mi familia tampoco la ha podido ver”, asegura.

Dan a conocer detalles del caso de cuatro migrantes fallecidos en Texas

El Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que los connacionales son originarios de tres departamentos.

Pide apoyo

En compañía de otros familiares, Amelia Sapón pide a las autoridades que el cuerpo de su nieta sea repatriado.

“Pedimos a las autoridades y rogamos de todo corazón que yo pueda recibir el cuerpo aquí de mi nieta. Que nos apoyen con lo que puedan las autoridades”, dice.

Agrega que hasta el momento ninguna autoridad se ha comunicado con ella.

Además, relata que tiene más de 15 días de no hablar con su hija. La última vez que sostuvieron una conversación telefónica fue cuando se encontraba en México.

Luego de eso ya no supo más de ella porque le habían quitado su teléfono móvil.

En medio del desconsuelo y su búsqueda de apoyo y respuestas, doña Amelia asegura:

“Hasta el momento no me han dicho nada. Nada”.

Con información de Jaime Soc, Emisoras Unidas 89.7.

Canciller confirma la muerte de cuatro migrantes guatemaltecos en Texas

Se trata de una mujer de unos 20 años y tres menores de edad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo