Exjefe de gabinete de Trump se une a empresa que opera albergues de niños migrantes

El movimiento realizado por John Kelly generó una tormenta de críticas por parte de demócratas.

Por AFP

El exjefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, se unió a la dirección de una empresa que administra centros para albergar a niños migrantes no acompañados, informaron medios estadounidenses el viernes.

Como consecuencia, esto provocó una tormenta de críticas por parte de los demócratas.

John Kelly se irá a fin de año, confirma Trump

Kelly, según medios locales, es el hombre que logró poner orden en el Ejecutivo.

El exgeneral de la Infantería de Marina, quien como secretario de Seguridad Interior propuso la polémica política de separar a los niños inmigrantes de sus padres, se unió a Caliburn International cuatro meses después de dejar la Casa Blanca.

John Kelly John Kelly / AFP

Caliburn es la empresa matriz de Comprehensive Health Services, una compañía privada que tiene contratos con la oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) estadounidense y dirige Homestead, un refugio temporal en Florida para niños migrantes no acompañados.

"El general Kelly es una sólida adición estratégica para nuestro equipo", dijo el presidente ejecutivo de Caliburn International, James Van Dusen, en un comunicado citado por la prensa.

Varios demócratas, incluidos candidatos a las presidenciales de 2020, acusaron a Kelly de beneficiarse de las políticas que implementó como parte del gobierno del presidente Donald Trump.

John Kelly John Kelly / AFP

"John Kelly supervisó muchas de las políticas de inmigración más repugnantes de la administración Trump desde el punto de vista moral", tuiteó la senadora y presidenciable demócrata Elizabeth Warren.

"Ahora podría estar ganando grandes sumas de dinero en la junta directiva de una empresa que se está beneficiando de los mismos planes crueles que puso en marcha. Es la corrupción en su peor cara", agregó.

El senador Cory Booker, otro candidato demócrata, tuiteó: "Aprovecharte de tus propias políticas crueles. Es asqueroso".

La batalla de Trump contra la inmigración ilegal se ha convertido en la mayor lucha política en el país previo a las elecciones presidenciales del próximo año.

Durante su período como secretario de Seguridad Interior, Kelly dijo que haría "casi cualquier cosa para disuadir a las personas de Centroamérica" de ingresar a Estados Unidos a través de la frontera con México.

Más tarde se convirtió en jefe de personal de la Casa Blanca, antes de que su relación con el presidente se deteriorara.

En diciembre del año pasado, poco antes de dejar su cargo, Kelly dijo que no tenía "nada más que compasión" por los inmigrantes indocumentados que cruzaban a Estados Unidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo