Diputados relegan trabajo por la campaña electoral, según analistas

De las 41 sesiones legislativas previstas en el primer periodo ordinario, hasta la fecha se han aprobado cuatro decretos, lo cual refleja una disminución del trabajo de los diputados.

Por Joel Maldonado

La reelección de Álvaro Arzú Escobar en la presidencia del Legislativo no garantizó dinamizar la discusión y aprobación de leyes, debido a que en año electoral los diputados se enfocan en la campaña electoral y descuidan sus funciones.

Analistas coincidieron que en el último año de cada legislatura la aprobación de decretos baja, pero en esta ocasión enfatizaron que en las pocas leyes que se intentaron aprobar estuvo, por semanas, la cuestionada reforma a la Ley de Reconciliación Nacional.

Elvyn Díaz, del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala, recordó que en el primer periodo del Congreso de este año los diputados buscaron beneficiar a grupos perseguidos en la lucha contra la corrupción y la impunidad, e investigados por violaciones de los derechos humanos.

“Durante el primer periodo se buscó de manera recurrente y con malas intenciones leyes contrarias al Estado de derecho, lo cual responde a la estrategia del denominado “pacto de corruptos” en mancuerna judicial y con el Ejecutivo”, agregó.

Revisar asistencia

Durante el receso legislativo que abarca del 15 de mayo al 31 de julio, los congresistas deberán sesionar dos veces por mes, debido a un reparo de la Contraloría General de Cuentas para justificar el pago de las dietas y comisiones.

El experto del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) Francisco Quezada recomendó estar pendiente de las asistencias de los diputados tanto en las comisiones de trabajo como en las sesiones porque a pesar de no presentarse reciben su salario completo.

Quezada añadió que después de las elecciones varios congresistas deciden aprobar leyes para amarrar al próximo gobierno, como es el presupuesto general, por lo que se debe estar pendiente de la agenda legislativa.

“En el último año es preferible que no legislen porque si lo hacen es un desastre con las leyes que producen, por lo que es mejor esperar una nueva legislatura”, resaltó el entrevistado.

Según las estimaciones alrededor del 50% de los diputados no logra reelegirse, y busca avalar leyes que los beneficie.

Poco trabajo

  • Uno de los motivos por los que atrasó el trabajo en el Congreso fueron las interpelaciones, ya que desde principios de año se empezó el juicio político contra el titular de Desarrollo Social, y luego se solicitó otro contra el jefe de la cartera de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda.
  • La agenda para la próxima semana seguirá igual a la del miércoles pasado debido a que no se avanzó en ningún tema.

“Sin propuesta para mejorar la vida de los ciudadanos”, análisis de Marielos Chang, politóloga

No hubo nada fuera de lo común, en año electoral la labor legislativa es menor. Como se observó en el primer periodo, puede que sea similar en el segundo, pues su agenda se enfocó en la modificación de la Ley de Reconciliación Nacional, la iniciativa de ley del día de la oración, que son propuestas electorales y solo así conseguir más votos, pero no tienen ningún cambio significativo para mejorar la vida de los guatemaltecos.

En el segundo periodo lo que se verá es una lucha por la elección de la junta directiva y leyes para apoyar a los diputados que no se reeligieron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo