Deslave en mina de Birmania deja más de 50 desaparecidos

"Al menos 54 personas están desaparecidas (...) es imposible que pudieran sobrevivir", declaró la policía birmana.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Incertidumbre en Birmania por el destino de 54 personas, desaparecidas tras un deslave en el norte del país.

La policía local describió el accidente como uno tan grande que creó un enorme "lago de barro".

El deslave ocurrió sobre las 23:00 (hora local) del lunes, en una mina explotada por tres empresas en Hpakant, una remota municipalidad situada unos 798 kilómetros al norte de la capital, famosa por las minas de jade.

"Al menos 54 personas quedaron atrapadas en el barro", dijo un oficial de servicio de la estación de policía de Hpakant, que pidió no ser identificado.

La fuente agregó que, hasta el momento, solo se han recuperado dos cadáveres.

Sin embargo, aunque los servicios de emergencia continúan con las tareas de rescate, las esperanzas de encontrar sobrevivientes son prácticamente nulas.

"Es imposible que pudieran sobrevivir" declaró la policía, citada por la AFP.

Entre los desaparecidos hay 28 empleados de la empresa Myanmar Thura Gems y otros 26 de la compañía Shwe Nagar Koe Kaung.

Unas 40 máquinas también se quedaron sepultadas en el corrimiento.

El accidente se produjo en el estado de Kachin, centro de la industria del jade, donde se registran a menudo catástrofes de este tipo.

Industria peligrosa

Birmania es el primer productor mundial de jade, piedra preciosa muy apreciada en particular en la vecina China.

Pero las condiciones de extracción son muy precarias, pues las compañías mineras emplean a numerosos trabajadores ilegales.

Los lugares atraen, además, a varios trabajadores pobres que intentan hallar pedazos de jade en los terraplenes dejados junto a las minas.

Deslave en mina de Birmania AFP

Decenas de personas mueren cada año debido a deslaves, aunque la mayoría de estos se producen durante la temporada de lluvias, que empezará a afectar al país, generalmente, a partir de mayo.

En noviembre de 2015, más de 100 personas perecieron en un accidente similar.

La ONG Global Witness denunció ese mismo año las precarias condiciones bajo las que trabajan los mineros de jade.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo