Vigilia Pascual, el preludio a la celebración más importante del cristianismo

La Vigilia Pascual expresa el paso de las tinieblas a la luz, de la muerte a la vida nueva en la Resurrección de Jesús.

Por Esvin Lopez

La Vigilia Pascual se realiza la madrugada de este Sábado Santo y es la madre de todas las vísperas para el cristianismo y el catolicismo.

Se trata de una celebración litúrgica que conmemora al Resurrección de Jesús hace más de dos mil años según las Escrituras.

En las vísperas

La Vigilia Pascual es la parte medular del triduo pascual de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, y consecuentemente la culminación del año litúrgico.

Por consiguiente, el Domingo de Resurrección es la piedra angular de la fe católica.

"Y si Cristo no ha resucitado, vana es entonces nuestra predicación, y vana también vuestra fe", según proclamaba San Pablo y que tiene su cita en 1 de Corintios 15:14.

Vigilia Pascual en el Vaticano Vigilia Pascual en el Vaticano / AFP

La vigilia

Entonces, vigilia significa "pasar una noche en vela", y es el día de la Semana Santa en el que aún se está de luto por la muerte del Salvador.

En las iglesias:

  • Se realiza la bendición del fuego nuevo y del agua, lecturas, letanías, la profesión de fe y bautizos de feligreses.
  • Las imágenes en los templos están cubiertas y el altar en total penumbra.
  • Pero en la Misa de Gloria se repican las campanas y los templos se llenan con cánticos de aleluyas.
Vigilia Pascual en el Vaticano Vigilia Pascual en el Vaticano / AFP

El pasaje de la Biblia en Marcos 16:01 relata al grupo de mujeres que llega al sepulcro para terminar de embalsamar el cuerpo del Maestro, pero al llegar a la tumba este no está más.

Es entonces cuando se aparece un ángel y les dice: "¿Buscan a Jesús el Nazareno? No está aquí. Ha resucitado. Decidles a sus discípulos que vayan a Galilea y allí lo verán” (Mt 28, 6).

Resurrección

En el Nuevo Testamento se relata que Jesús fue crucificado por los romanos, descendido de la cruz y llevado a un sepulcro por José de Arimatea.

No obstante, Dios lo resucitó de entre los muertos y en los siguientes cuarenta días se le apareció a muchas personas.

Esto antes de ascender al cielo para sentarse a la diestra de Dios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo