Restauran imágenes para conservar la devoción y fe

La conservación y restauración del patrimonio cultural es posible y lo hace el equipo de CREA.

Por Saira Ramos

Para el Centro de Rescate, Estudio y Análisis Científico para el Arte (CREA) no hay nada que no se pueda rescatar y restaurar.

En los últimos años han recuperado varias imágenes, entre ellas: la de la Santísima Virgen de Dolores de Salamá, en Baja Verapaz; la Virgen de la Parroquia Santísima Trinidad, del Barrio El Gallito; y el Jesús Sepultado, conocido como Cristo del Amor, de Ciudad Vieja, en La Antigua Guatemala.

CREA actualmente trabaja en la evaluación de más de cien obras de la Pinacoteca Municipal de Quetzaltenango, así como en la conservación preventiva y restauración de los bocetos del maestro Efraín Recinos del Teatro Nacional.

En la espalda del Señor Sepultado se dejó una parte dañada por el incendio para que la comunidad confirmara que la imagen seguía siendo la misma”. Juan Manuel Barrientos, del equipo de CREA.

¿Quiénes son?

CREA es una institución no lucrativa de la Fundación Rozas Botrán que tiene una proyección social dirigida a conservar el patrimonio cultural de las iglesias, las hermandades y las cofradías religiosas del país, así como de colecciones privadas.

Su directora es la arquitecta Ana Lucía González Muñoz, de 26 años, quien diseñó para el Museo Di Palazzo Vecchio la muestra “El príncipe de los sueños”, la cual consistía en 20 tapices de mediados del siglo XVI, según le dijo a la revista digital “Guatemalan Art”.

El centro de rescate, estudio y análisis para el arte está ubicado en el kilómetro 28.5 de la carretera a Bárcena, en Santa Lucía Milpas Altas.

En ese lugar se reciben las piezas que necesitan ser reconstruidas o restauradas.

Devolvieron la fe

Un capítulo de dolor y consternación vivió en mayo de 2015 el poblado de Ciudad Vieja, en La Antigua Guatemala, luego de que un incendio consumiera cuatro imágenes del siglo XVII de la Parroquia Purísima Concepción, una de ellas fue la de Jesús Sepultado, conocido como Cristo del Amor.

Tras la tragedia, CREA llegó a la comunidad e hizo una propuesta para reconstruir tres de las imágenes ya que aún quedaba el 20 y 30 por ciento de sus restos originales. Además informó que la representación de María Magdalena se había perdido en su totalidad.

Durante 11 meses los especialistas de CREA trabajaron en la reconstrucción de las obras, pero, como hubo quienes comentaron que la imagen del Jesús Sepultado ya no era la misma, decidieron dejar un vestigio de la figura quemada, según explicó González en un video publicado por CREA en su cuenta de YouTube.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo