Los gatos son capaces de identificar su nombre, revela estudio

El individualismo y desapego de estos animales provoca que decidan ignorar a sus amos cuando los llaman

Por Publinews Internacional

Un estudio realizado por la Universidad de Sofía, en Tokio, concluyó que los gatos son capaces de identificar su nombre cuando los llaman, ya sea su dueño u otra persona.

Esto contradice la hipótesis de que sólo reconocen la voz de sus amos, el estudio fue publicado recientemente en la revista Scientific Reports.

Atsuko Saito, quien lideró al grupo de investigadores, explicó que se analizaron a 78 gatos de hogares japoneses y de un ‘café de gatos’, en donde se utilizaron métodos de habituación, como lo hicieron en un estudio previo que demostró que los gatos reconocen la voz de su dueño.

Los propietarios de los gatos y los investigadores procedieron a decir cuatro palabras distintas seguidas del nombre del animal, con el objetivo se observar si respondían a este llamado con el movimiento de orejas, cabeza, cola o con alguna vocalización; si mostraban respuestas decrecientes a las otras palabras significaría que se habituaban a las palabras comunes y no a su nombre.

Además, el estudio concluyó que los gatos pueden distinguir su nombre de palabras que tienen la misma longitud o entonación, incluso si es un desconocido quien los llama.

Paula Calvo, etóloga investigadora de la Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud y directora de la plataforma antrozoologia.com, dijo que los gatos son capaces no sólo de reconocer su nombre, sino de obedecer signos visuales y comandos verbales.

La investigadora agregó que aún hay muchos especialistas que consideran que los gatos no son capaces de entender su nombre, lo cual se debe a la relación de desapego con sus dueños, situación que se debe a que los gatos domésticos son animales individualistas porque descienden de los gatos salvajes africanos, los cuales son animales solitarios; caso que no es igual en los perros, quienes al venir de los lobos viven en comunidad.

Es debido al individualismo que los caracteriza que los gatos decidan ignorar a sus amos cuando los llaman por su nombre; aunque en algunas ocasiones se logran crear mayores vínculos y obediencia, como el caso de los gatos que salen en comerciales o en programas de terapia con animales, concluyó la investigadora.

* Con información de La Vanguardia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo