Facebook prohíbe el apoyo al supremacismo blanco y al separatismo

Se trata de una nueva medida de parte de la red social, en el marco de su campaña contra el discurso de odio.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Facebook anunció este miércoles que prohibirá el apoyo al supremacismo blanco y al separatismo en la red social.

Esto, como una nueva medida que forma parte de su campaña contra el discurso de odio.

"Está claro que estos conceptos están profundamente vinculados a los grupos de odio organizados y no tienen cabida en nuestros servicios", dijo la compañía.

No obstante, aclaró que la prohibición no aplicará en caso de manifestaciones de orgullo estadounidense o de separatismo vasco, por ejemplo, al considerarlas como "una parte importante de la identidad de las personas".

La restricción funcionará desde la próxima semana en la red social líder y en su filial Instagram.

Facebook AFP

Otras prohibiciones

Las políticas de Facebook ya prohibían las publicaciones que se refieran de manera discriminatoria a las personas sobre argumentos de su raza, origen étnico o religión.

Pero esa prohibición previa no se aplicó a algunas publicaciones que Facebook consideró manifestaciones conceptos de nacionalismo o independencia política más amplios.

La compañía sostuvo conversaciones con académicos y "miembros de la sociedad civil" en los últimos meses que, indicó, la llevaron a ver la vinculación del supremacismo blanco y el separatismo con grupos de odio organizados.

"En adelante, si bien las personas podrán seguir demostrando orgullo por su herencia étnica, no toleraremos elogios ni el apoyo al supremacismo blanco y al separatismo".

Los usuarios que ingresen búsquedas con términos asociados con el supremacismo blanco obtendrán resultados que los enviarán a fuentes como Life After Hate, una organización que ayuda a las personas a dar la espalda a ese tipo de grupos.

Facebook AFP

Presionada por gobiernos de todo el mundo, Facebook ha incrementado el uso de herramientas de inteligencia artificial para hallar y eliminar publicaciones que contienen discursos de odio, mientras intentan respetar la libertad de expresión.

"Desafortunadamente, siempre habrá gente que intente utilizar nuestros sistemas para propagar el odio".

"Nuestro desafío es seguir avanzando para mejorar nuestras tecnologías, desarrollar nuestras políticas y trabajar con expertos que puedan reforzar nuestros propios esfuerzos", añadió.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo