La campaña en Brooklyn, NY, que recuerda el caso de Jakelin Caal

El caso de la muerte de la niña guatemalteca cuando estaba bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza aún no se olvida y de una forma peculiar un grupo de creativos decidió hacer honor a su nombre: “Jakelin”.

Por Amílcar Ávila

En medio del bullicio y la cotidianidad en una calle en Brooklyn, Nueva York, en una tienda un peculiar detalle recuerda a la niña guatemalteca que falleció en diciembre pasado cuando, junto con su papá, buscaba el “sueño americano”.

Al acercarse a una de las refrigeradoras saltan a la vista varias botellas de soda con el nombre “Jakelin”.

Para muchos puede ser un nombre común y carecer de significado, pero para la mayoría de guatemaltecos y Mauricio Alarcón, publicista creativo ecuatoriano, sí lo tiene.

“Todos conocemos sobre el problema que hubo en la frontera con los emigrantes de Guatemala y de Honduras y siendo un inmigrante en EE. UU., me planteé hacer conciencia sobre el caso de Jakelin Caal por medio de una plataforma de Coca-Cola para personalizar botellas”, cuenta Alarcón.

Jackeline Caal Mauricio Alarcón

Cabe resaltar que Coca-Cola no estuvo detrás de esto, sino que se utilizó la plataforma online Share a Coke para poder crearlas.

“Ordené 40 botellas, a 5 dólares cada una, con el nombre ‘Jakelin’. Hablé con varias bodegas (en Estados Unidos son las tiendas) y tuve la suerte de conocer a Faustino Quezada, un señor dominicano que nos abrió las puertas y permitió que las vendiéramos. La idea es crear conciencia y a la vez que la gente ayude a comprarlas”, expone.

Jackeline Caal Mauricio Alarcón

Añade que cada soda fue vendida al precio normal, que es de US$1.50, y que los fondos totales, agregados a los de una cuenta del sitio para recaudar dinero GoFundMe, fueron trasladados a Border Angels, organización que trabaja en El Paso, Texas, con emigrantes.

“La muerte de Jakelin tiene que ayudar a que la gente despierte y crear un mensaje de que no estamos frente a un problema político, sino humanitario", asegura Mauricio Alarcón.

Que no sea un “one shot”

Alarcón asegura que no le gustaría que esta iniciativa sea solo momentánea.

“Me gustaría que continuara y ayudar a las familias que lo necesiten en la frontera”, asevera.

Jackeline Caal Mauricio Alarcón

“Mientras la campaña tenga más resonancia, se compartan fotografías y la gente comente, todo eso puede ayudar… Por ejemplo, hay un restaurante brasileño acá en Brooklyn interesado en continuar y es probable que lo hagamos”, enfatiza.

Si deseas unirte a la campaña, puedes aportar tu donativo en el siguiente enlace: https://bit.ly/2tzjpNo

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo