Legisladores ven urgente que se dé un diálogo nacional para generar políticas de Estado

Cuatro diputados expusieron sus puntos de vista con relación a la coyuntura nacional y las propuestas que están en discusión actualmente en el Congreso.

Por Nancy Alvarez

Acerca de la coyuntura nacional, el proceso electoral que se llevará a cabo este año y las iniciativas de ley que están siendo discutidas en el Congreso, se conversó hoy en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, con cuatro diputados.

Carlos Chavarría, de Compromiso, Renovación y Orden (Creo); Fernando Linares Beltranena, del Partido de Avanzada Nacional (PAN); Raúl Romero, de Fuerza; y Marvin Orellana, de Alianza Ciudadana, participaron como invitados en cabina.

Romero señaló que una de las debilidades históricas que ha tenido el Congreso, no solo en esta octava legislatura, ha sido la incapacidad o falta de voluntad política de definir una agenda legislativa nacional, con temas de interés y que brinden soluciones a problemas históricos del país.

En su opinión, se presentan más iniciativas de temas del momento que las enfocadas en políticas de Estado para abordar los grandes puntos de importancia en Guatemala.

Entre los temas que deberían de estarse conociendo por los legisladores mencionó la ley de Servicio Civil, para que se pueda contar con una legislación que permita que haya perfiles para los puestos y no se creen puestos para las personas.

“El parlamento debe recobrar el verdadero espíritu de lo que debe ser, es decir un foro de debate de verdaderos temas trascendentales”, dijo.

El legislador de Fuerza resaltó además la importancia de generar políticas de Estado, lo cual aseguró debe rebasar a una legislatura.

Y señaló que después de tres años la gente sabe los intereses de cada partido, por lo cual la mayor responsabilidad está en que la población sepa elegir adecuadamente y emita un voto consciente, analítico y no emocional.

En tanto, Chavarría mencionó como las leyes que no se deberían dejar fuera de la discusión parlamentaria la de Agricultura Familiar y la de aprobación del préstamo Crecer Sano, aunque en este último caso aparentemente el plazo ya venció.

“Era importante que pasara el préstamo de Crecer Sano. Yo me siento avergonzado ante el pueblo de que no haya pasado esa ley y culpo a los 158 diputados”, dijo el entrevistado.

Indicó que él es originario de Alta Verapaz, en donde “hay tanta hambre”. Recordó que la cifra de desnutrición infantil en el país es de 54 por ciento.

“En los últimos 40 o 50 años no se han tenido políticas de Estado que permitan priorizar y hacer agendas legislativas más productivas”, resaltó el diputado de Creo.

Por el contrario, Linares Beltranena dijo que aunque “todos estamos en contra de que haya hambre”, el préstamo no era necesariamente la solución a esta problemática nacional.

En su opinión, el préstamo no necesariamente va a acabar con la desnutrición y para pagar los 100 millones de dólares en 33 años se deberían sacrificar otros proyectos de educación y salud. Además, “se creará hambre en nuestros hijos y nietos que tienen que pagarlo”.

Hay distintos medios para eliminar la pobreza y la mejor forma es a través de la producción, facilitar la inversión extranjera, que haya más inversión en el país y quitarle trabas a la economía.

Añadió que en el Congreso se están tocando temas muy importantes, como las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional.

“Llevamos 23 años de fallos represivos en contra de solo uno de los lados que estuvo en el enfrentamiento armado, lo cual genera una situación totalmente confrontativa”, dijo.

Al ser cuestionado acerca de si este tema es más importante que los niños desnutridos, el legislador del PAN respondió que sí, “porque hay gente en la cárcel”.

Más allá del Congreso

Para busca el desarrollo de Guatemala, Orellana le apostó a acciones que involucren a todos los ciudadanos y no solo al Congreso o algún Organismo o entidad en específico.

“En mi experiencia en el Congreso (he observado que) lamentablemente no hay una agenda de nación y al no haberla, no priorizamos”.

Se debe tener la convicción de que Guatemala somos todos para poder crear una agenda que resuelva los problemas.

“Esto va más allá del Congreso, pues somos receptores de algunas iniciativas, pero tenemos que llegar a consensos con el pueblo”, señaló.

A su criterio, el próximo presidente de la República debe llamar al diálogo en el que la ciudadanía y diferentes sectores discutan sobre qué se quiere para el país de 2020 al 2060, incluidos aspectos como invertir en educación, salud, justicia y “reconstrucción nacional”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo