Francisco hablará a la comunidad religiosa en medio de escándalos sexuales

El pontífice argentino, de 82 años, ofrecerá una misa a la comunidad religiosa católica en la iglesia colonial Santa María La Antigua del emblemático Casco Viejo de Ciudad de Panamá.
Publicidad

El papa Francisco se dirigirá este sábado a sacerdotes y seminaristas de Panamá, durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2019 en medio de los escándalos de abusos sexuales a menores en la Iglesia católica y su encubrimiento por parte de la jerarquía de sus países.

El pontífice argentino, de 82 años, ofrecerá una misa a la comunidad religiosa católica en la iglesia colonial Santa María La Antigua del emblemático Casco Viejo de Ciudad de Panamá.

VIDEO. Ellos son los guatemaltecos que le dieron el sombrero de Esquipulas al Papa Francisco

Su agenda seguirá posteriormente con una visita al Seminario Mayor de San José, una oportunidad para hablar sobre la crisis de vocaciones sacerdotales.

En todo el mundo había 414.969 sacerdotes católicos a finales de 2016, según las cifras del Vaticano, mientras que en el 2015 eran 415.656 en y 415.792 en 2014.

La tendencia es similar en el caso de los seminaristas, con 116.160 en 2016, frente a 116.843 de 2015.

Recluso recuperó su libertad luego de confesarse con el Papa Francisco

De este modo, el jefe de la Iglesia se dirigirá a quienes están llamados a ser el futuro de la milenaria institución en un momento delicado, si bien el catolicismo sigue siendo la religión con más fieles en el mundo.

Aunque Francisco no ha hablado durante su estadía en Panamá en público sobre la controversia de los escándalos sexuales, el portavoz de la Santa Sede reiteró el viernes que el papa espera fijar “medidas concretas” para combatir este flagelo en la cumbre extraordinaria de obispos que se llevará a cabo del 21 al 24 de febrero en el Vaticano.

“Será una ocasión sin precedentes para enfrentar, como hemos dicho muchas veces (…), el problema y encontrar realmente medidas concretas para que cuando los obispos regresen de Roma a sus diócesis, puedan enfrentar esta plaga, esta terrible plaga”, declaró el director interino de la oficina de prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti.

“El Santo Padre” tiene “en el corazón y en la mente” la necesidad de combatir los abusos, insistió Gisotti.

Nuevo baño de masas

A finales de la tarde de este sábado, Francisco presidirá ante millares de jóvenes una vigilia al aire libre, en el penúltimo de los cinco días de su visita al istmo, uno de los actos más significativos de la Jornada Mundial de la Juventud.

El papa volverá a tener contacto masivo con las nuevas generaciones, sobre todo latinoamericanas, en el Metro Park, un campo de tres kilómetros de extensión que se encuentra entre Ciudad de Panamá y el aeropuerto internacional de Tocumen.

Jorge Bergoglio espera que la Iglesia se comprometa en “acoger, proteger (…) e integrar” a los emigrantes, muchos de ellos jóvenes que buscan mejores condiciones de vida o escapan de la violencia de pandillas.

En esa línea, en un viacrucis realizado el viernes en el paseo marítimo de la capital panameña, condenó sin tapujos los ataques contra los emigrantes y que se les identifique como “portador de mal social”.

La defensa de los migrantes ante los brotes de xenofobia marcó el encuentro con la juventud latinoamericana, sacudida por la ola migratoria que azota en Centroamérica y Venezuela.

“No hay un hondureño que no tenga un familiar emigrado en Estados Unidos”, reconoció a la AFP el hondureño joven Wiston Medina, de 23 años, quien llegó en bus desde su país para participar en la gran fiesta de los jóvenes católicos.

Multitudinarias caravanas principalmente integradas por hondureños, salvadoreños y nicaragüenses intentan cruzar la frontera con Estados Unidos, desafiando el proyecto del presidente norteamericano, Donald Trump, de levantar un muro en la frontera con México.

Paralelamente miles de venezolanos salen sin parar de su país para huir de la crisis política y la debacle económica. 2,3 millones de personas han dejado Venezuela desde 2013, según la ONU.

El domingo Francisco terminará su vigésimo sexto viaje al extranjero desde que fue elegido papa en 2013, con la misa de cierre de la JMJ en el Metro Park, rebautizado como Campo San Juan Pablo II.

En 1983, Juan Pablo II estuvo un día en Panamá como parte de una gira por América Central.

(Visited 21 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO