Pandilleros toman represalias por fallido atentado a bus de la ruta 32

Una pareja de supuestos sicarios se conducía este martes en una motocicleta y tenía planificado asesinar a un conductor de autobús de la misma ruta, pero fue copada por la Policía Nacional Civil. Esto se da un día después de que se generara una explosión en una unidad de transporte, donde siete personas resultaron heridas.

Por Álvaro Alay

Elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) interceptaron a una pareja que viajaba en motocicleta y que se presume pretendía asesinar a un conductor de autobús de la ruta 32, que se conducía sobre la 6a. avenida y 9a. calle, en la colonia Landívar, zona 7 capitalina, esto como represalia al fallido atentado que se tuvo ayer.

Las personas detenidas fueron identificadas como Byron Anderson Polanco de León y Alejandra Saraí Tejada Gómez, ambos de 18 años, a quienes se le incautó un arma de fuego con 22 municiones útiles. Se les vincula a la clica Crazy Gánster, de la pandilla del Barrio 18.

Al corroborar si los detenidos cuentan con antecedentes penales, se constató que Anderson De León fue detenido y hace 26 días quedó en libertad, esto debido a que fue sorprendido con una motocicleta con reporte de robo, la cual sería utilizada por la pandilla para realizar un atentado.

Mientras que Alejandra Saraí Tejada fue aprehendida hace seis meses en un allanamiento por el delito de extorsión; sin embargo, en ese entonces era menor de edad y quedó en libertad.

Venganza

Pablo Castillo, vocero de la PNC, explicó que elementos de la División Nacional contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas de la Policía (Dipanda) junto con la Comisaría 14, llevaron a cabo trabajo de inteligencia debido al atentado que se registró ayer a un bus de la misma ruta.

“Fue una medida precautoria de represalias por lo ocurrido con la clica Crazy Gánster, del Barrio 18, y por esto permitió que las unidades se anticiparan al atentado en contra de un piloto de la misma ruta”, subrayó Castillo.

El portavoz señaló que las dos personas viajaban en una motocicleta y la mujer era quien dispararía en contra del conductor y el ayudante, mientras que el hombre conducía la motocicleta, de la misma forma como se llevó a cabo el atentado de ayer.

Pablo Castillo indicó que estas medidas de seguridad se han tomado como precaución; sin embargo, hizo un llamado para que los conductores y dueños de los autobuses se presenten a las autoridades correspondientes para interponer las denuncias.

“Hasta el momento no se tienen denuncias de extorsión de parte de esta ruta, y esto es importante para que se lleven a cabo las investigaciones previo a que ocurran estos ataques”, concluyó el vocero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo